Soluciones para el descarte en el Golfo San Jorge

La convocatoria del Centro de Desarrollo y Pesca Sustentable (CeDePesca) se enmarca en un trabajo más amplio que procura mejorar la sustentabilidad de una de las principales pesquerías de la Argentina.

En el marco de su programa de mejoramiento de la pesquería de merluza, CeDePesca convoca a un concurso de ideas para solucionar el problema del descarte en el Golfo San Jorge. En esta zona, tan valiosa por ser espacio de reproducción de la especie, la pesquería de merluza convive con la de langostino, que, según se estima por informes de observadores, descarta volúmenes similares e incluso mayores que los que captura de la especie objetivo.
La consigna propuesta como eje del concurso “Solucionemos el descarte en el Golfo San Jorge” fue concebida como una propuesta de acción por parte de los actores vinculados a esta problemática.
Con un jurado compuesto por especialistas, el premio de mil dólares estadounidenses busca ser un estímulo para científicos, pescadores, estudiantes, profesionales y funcionarios.
El golfo San Jorge es una amplia entrada de Mar Argentino en donde se desarrollan pesquerías importantes como la de merluza común y langostino. Constituye también una importante zona de cría de éstas y otras especies de interés comercial.
Entre las principales interacciones de las actividades de pesca en el golfo San Jorge se destacan aquellas establecidas con las comunidades de peces e invertebrados del bentos de las cuales los recursos pesqueros son parte y el forrajeo por aves marinas de los descartes arrojados al mar.
La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) define el descarte como "aquella parte de las capturas que se devuelve al mar por cualquier motivo" y está muy extendida en todo el mundo: más de 7,3 millones de toneladas de pescado (el 8% del total mundial de las capturas) se tiran anualmente por la borda.
El descarte constituye uno de los principales desafíos en materia de sustentabilidad y de responsabilidad social, puesto que los recursos que se desperdician significan fuente de alimentos y de trabajo perdidas para millones de personas en todo el mundo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico