Sospechoso de un homicidio recupera libertad por una foto

El juez penal, Mariano Nicosia, no hizo lugar a la prisión preventiva que solicitó la Fiscalía para el imputado como presunto autor del homicidio de Luis Caamaño (24), ocurrido el 21 de mayo en Kilómetro 8. Fue tras coincidir con el argumento de la defensa respecto a la duda que generó el reconocimiento efectuado por el padre de la víctima. Es que el hombre, antes de la rueda, admitió que el día del velorio de su hijo le mostraron una foto de Ariel Alejandro Alvarez (24).

Tal como informó en exclusiva Diario Patagónico, el martes se llevó a cabo una audiencia de apertura de investigación contra Ariel Alejandro Alvarez, a quien la funcionaria de Fiscalía Stella Maris Prada imputó provisoriamente como autor del delito de homicidio simple.
En esa misma jornada se efectuó una rueda de reconocimiento con dos testigos: uno de ellos reconoció al imputado por haberlo visto a unas dos cuadras del lugar del crimen. El otro fue el padre de la víctima, quien lo sindicó como el autor de los disparos. De todas formas y al ser consultado por el defensor Leopoldo Puricelli, admitió que el día del velorio de su hijo los amigos le mostraron una foto de imputado.
El miércoles desde la Fiscalía se pidió una nueva audiencia para solicitar una medida de coerción para el imputado, la cual finalmente se llevó a cabo ayer y estuvo presidida por el juez natural de la causa, Mariano Nicosia.

RECLAMO DE PRISION
Ante el juez, la funcionaria del órgano acusador reclamó la prisión preventiva del imputado porque a su entender existen elementos de convicción suficiente para tenerlo como probable autor del delito que se le imputó.
Además, se apoyó en el resultado positivo del reconocimiento y en torno a ello advirtió que se dan los presupuestos que fija el Código Procesal Penal para el dictado de una medida privativa de la libertad, como lo es el peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigación.
A su turno, el defensor cuestionó la prisión preventiva que solicitó la Fiscalía y se refirió a las dudas que surgieron a partir de la rueda de reconocimiento, en virtud de la afirmación del testigo al admitir que había visto antes una foto del imputado. Para ello, el defensor también expuso jurisprudencia y sostuvo: “se contaminó el recuerdo del testigo, por lo que no es creíble”.
En cuanto al peligro de fuga aseguró que tampoco existe tal presupuesto porque su asistido se presentó cada vez que fue convocado por la Justicia y compareció a las audiencias, incluso a la de ayer a sabiendas que se pediría su prisión preventiva.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico