Sostienen que adoptar un perro podría alargar la vida

Una nueva investigación sugiere que tener un perro podría mejorar la esperanza de vida de una persona soltera.

El estudio siguió a más de 3.4 millones de suecos a partir de la mediana edad durante 12 años. Ninguno sufría de enfermedad cardiaca al inicio de la investigación.

Los investigadores reportaron que los dueños de perros que vivían solos tenían un 11 por ciento menos de probabilidades de morir de una enfermedad cardiaca y un tercio menos de probabilidades de morir de cualquier causa, en comparación con los que vivían solos y no tenían un perro.

El trabajo no pudo probar una relación causal, pero su investigador principal dijo que hay muchos motivos por los que tener un amigo canino de cuatro patas podría hacerle bien al cuerpo.

“Sabemos que los dueños de perros tienen en general un nivel más alto de actividad física, lo que podría ser una explicación de los resultados observados”, apuntó Tove Fall, profesora asociada de epidemiología en la Universidad de Uppsala, en Suecia.

“Otras explicaciones incluyen un aumento en el bienestar y en los contactos sociales, o efectos del perro en el microbioma bacteriano del propietario”, planteó.

El “microbioma bacteriano” de una persona consiste en billones de microbios “buenos” que viven dentro del cuerpo que ayudan a mantenerlo sano.

A su vez, expertos en Estados Unidos se mostraron de acuerdo en que los hallazgos tenían sentido.

“El alivio del estrés mediante la compañía tiene un beneficio inherente en la salud general de las personas, así que no es sorprendente que los propietarios de perros muestren un riesgo más bajo de enfermedad cardiaca”, apuntó el Dr. Satjit Bhusri, cardiólogo en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

La Dra. Gisele Wolf-Klein, directora de atención geriátrica en Northwell Health en Great Neck, Nueva York, se mostró de acuerdo en que Fido o Rocky pueden obligar a sus humanos a ser más activos.

“Las responsabilidades asociadas con tener un perro imponen un ejercicio diario obligatorio, un horario que no puede verse afectado por el mal tiempo, los compromisos personales ni los cambios en el estado de ánimo”, afirmó Wolf-Klein.

El estudio se publicó en la revista Scientific Reports.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico