Sotelo fue declarado responsable penal por el asesinato del remisero Schmidt

El tribunal consideró inverosímil el ataque sexual que el imputado asegura que sufrió por parte de la víctima. "Tampoco puede prosperar la emoción violenta propuesta por la defensa ya que el imputado comprende la criminalidad de sus actos", plantearon los jueces.

Pasado el mediodía de ayer concluyó en la sede de los tribunales de Comodoro Rivadavia la audiencia de incorporación de prueba documental y alegatos finales en el juicio por el homicidio del remisero Fernando Schmidt, al que llegó como acusado Miguel Sotelo.

El fiscal solicitó se lo declarara penalmente responsable por el delito de homicidio simple, en calidad de autor. Mientras, el defensor pidió su “absolución” y subsidiariamente homicidio cometido en estado de “emoción violenta”. Finalmente el tribunal resolvió por unanimidad declarar penalmente responsable a Sotelo como autor del homicidio de Schmidt. El miércoles se concretará la audiencia de imposición de pena.

El tribunal de debate fue conformado por los jueces penales Alejandro Soñis, Martín Cosmaro y Mónica García, esta última como presidenta del mismo. El Ministerio Público Fiscal fue representado por el fiscal general Adrián Cabral. Mientras, la defensa de Sotelo, fue ejercida por el defensor público Esteban Mantecón. Asimismo en la sala se encontraban presentes familiares de la víctima, acompañados por una representante del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD).

Luego de la incorporación de la prueba documental, el fiscal en su alegato sostuvo que a lo largo del debate ha quedado probada tanto la materialidad como la autoría de Sotelo en el crimen. Y mencionó el informe de autopsia que determinó que la causa de muerte de Schmidt fue un shock hemorrágico.

Respecto de la autoría, el fiscal manifestó que no hay dudas de que Sotelo es quien en la madrugada del 29 de enero de 2017 abordó el remis en la agencia Aleisa, frente al Cementerio Oeste, y luego de cinco minutos Schmidt avisó por radio que estaba herido.

Cabral argumentó que al momento del ataque la víctima manejaba el vehículo y que las circunstancias de abuso que relató el imputado no tienen sustento.

Asimismo planteó que la pericia psiquiátrica que le efectuaron a Sotelo concluyó que es capaz de dirigir sus acciones y que comprende la criminalidad de sus actos. Solicitó así que se declare al imputado penalmente responsable como autor del delito de homicidio simple de Fernando Schmidt.

“No hay duda de la intencionalidad de Sotelo de causar la muerte de la víctima por el elemento utilizado, un arma blanca y por la cantidad de heridas infringidas. Actuó con dolo directo”, afirmó Cabral; y por ello pidió que se lo declare penalmente responsable del delito de homicidio simple.

Seguidamente el padre de la víctima describió a su hijo como una persona no agresiva, padre ejemplar y que a “él nunca se le hubiera ocurrido el abuso” que refirió el imputado. “Pido que sean severos e implacables con este crimen aberrante y alevoso”, expresó dirigiéndose al tribunal.

EL PLANTEO DE LA DEFENSA

A continuación, el defensor argumentó que desde el inicio del debate sostuvo la inocencia de Sotelo, que de las pruebas que se rindieron en el debate, esa sería la determinación a la que se arribaría al final. No discutió la materialidad del hecho, pero sí la autoría. Planteó que existen dos versiones acerca de lo sucedido -la del imputado y la del fiscal-, entonces no existe la certeza que se requiere para condenar en esta etapa del proceso, argumentó.

Indicó que Sotelo no tuvo ningún tipo de participación ya que las heridas sufridas por la víctima fueron provocadas por una persona zurda y su pupilo es diestro.

El defensor consideró de aplicación el contexto de emoción violenta, que debe obedecer a una causa provocadora externa: en este caso la actitud de Schmidt, sobre presuntos tocamientos de parte del remisero a Sotelo.

“Para condenar tiene que haber certeza absoluta y en caso de duda esta favorece al imputado”, recordó. Por todo ello planteó la absolución de su pupilo; y subsidiariamente que se lo condene pero por el delito de homicidio cometido en estado de “emoción violenta”.

Finalmente luego de un cuarto intermedio los jueces resolvieron por unanimidad declarar penalmente responsable a Sotelo como autor del homicidio de Schmidt.

Destacaron en su resolución que en la grabación de video de la cámara de la agencia de remises se lo ve a Sotelo subirse en el asiento trasero, detrás del conductor y que el perito criminalístico estableció que la agresión se dio desde ese lugar del automóvil, es decir, desde el asiento trasero, detrás del conductor.

También descartaron la participación de una tercera persona por el poco tiempo que pasó entre que Sotelo tomó el remis y el llamado por radio de la víctima pidiendo auxilio.

“Tampoco el ataque sexual, que refirió el imputado por parte de la víctima, resiste el análisis”, señalaron, como tampoco puede prosperar la emoción violenta propuesta por la defensa ya que el imputado comprende la criminalidad de sus actos.

El miércoles, a las 8:30, se llevará a cabo la audiencia de cesura o imposición de pena.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico