Sotomayor fue condenado a 11 años por el homicidio de Maximiliano Paredes

Héctor Alejandro Sotomayor recibió una pena de 11 años de prisión y una multa de 1.000 pesos por el asesinato del adolescente, ocurrido la noche del 11 de marzo del año pasado en el límite de los barrios San Martín y Abásolo. La fiscalía había pedido 13 años y una multa de 2.000 pesos, mientras que la defensa reclamó la pena mínima por homicidio simple y el pago mínimo para la multa.

La audiencia de juicio de cesura contra Héctor Alejandro Sotomayor (29) se llevó a cabo ayer en la sala principal de la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia. En ese marco, las partes discutieron el monto de la pena que deberá cumplir, tras haber sido declarado la semana pasada, autor penalmente responsable del delito de  homicidio simple, agravado por el uso de arma, en concurso real con tenencia ilegítima de arma de fuego. Ello, por el hecho que marzo del año pasado tuvo como víctima a Maximiliano Paredes (15).
En representación de la Fiscalía actuó el fiscal general, Adrián Cabral; la defensa fue ejercida por la abogada particular, Lilian Bórquez, mientras que el tribunal de juicio fue integrado por los jueces, José Rago, Américo Juárez y Daniela Arcuri.
En dicho contexto, la parte acusadora solicitó la aplicación de una pena de 13 años de prisión, apartándose de los 15 que oportunamente fijó en la acusación fiscal, y el pago de una multa de 2.000 por la tenencia ilegítima de arma de fuego.
Además, el fiscal le pidió al tribunal que se mantenga la prisión preventiva de Sotomayor hasta tanto el fallo quede firme.
Mientras, la defensa reclamó que no corresponde la aplicación del agravante del uso de arma, contemplado en artículo 41 bis del Código Penal, por entender que forma parte de una doble valoración. Por ello, solicitó que se le imponga la pena mínima contemplada para el delito de homicidio simple: 8 años. En tanto que respecto a la multa por la tenencia de arma, solicitó que sea de 1.000 pesos, tal se fija como mínimo.
En cuanto a la medida de coerción, la defensora aseguró que no existe peligro de fuga porque su pupilo está contenido por su familia. En razón de ello solicitó la libertad con medidas sustitutivas, como la presentación periódica ante un organismo de control.

FALLO
Tras escuchar a las partes, el tribunal pasó a un cuarto intermedio para deliberar y una vez reanudada la audiencia se dio a conocer el resultado, resolviéndose la aplicación de la pena de 11 años de prisión, la imposición de una multa de 1.000 pesos y el mantenimiento de la prisión preventiva hasta que el fallo quede firme.
Es válido recordar que el crimen de Maximiliano Paredes ocurrió durante la noche del 11 de marzo del año pasado. El adolescente fue ultimado de un disparo en la cabeza en el límite de los barrios San Martín y Máximo Abásolo, cuando regresaba de comprar en un almacén de la zona.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico