Stornelli dictaminó que los empresarios y exfuncionarios implicados sigan detenidos
El fiscal Carlos Stornelli dictaminó que todos los empresarios detenidos en la causa de los cuadernos de la corrupción deben continuar detenidos. Lo mismo consideró sobre los exfuncionarios que con prisión preventiva.

Ahora, el dictamen deberá ser aprobado por el juez Claudio Bonadio para que los hombres de negocios y los exintegrantes del anterior gobierno acusados de ser parte de una escandalosa trama de corrupción sigan presos.

Los empresarios detenidos hasta el momento por orden de Bonadio son Gerardo Ferreyra y Jorge Guillermo Neira, dueño y vicepresidente de Electroingeniería, respectivamente; Armando Roberto Loson, presidente del Grupo Albanesi; Walter Fagyas, ex presidente de ENARSA; Carlos Mundin, presidente de la empresa Ingeniería BTU; Javier Sánchez Caballero, antiguo CEO de la empresa IECSA; Claudio Javier Glazman, director de Sociedad Latinoamericana de Inversiones; Carlos Wagner, ex presidente de la Cámara de la Construcción; y Juan Goicoechea, de Isolux.

Este último se entregó ayer en Comodoro Py, tras permanecer prófugo durante dos días. Todavía hay otros dos hombres de negocios que siguen siendo buscados por la Justicia. Se trata de Francisco Valenti, de Industrias Pescarmona, y Oscar Thomas, ex director ejecutivo del ente Binacional Yacyretá.

El disparador de la investigación sobre un supuesto entramado de corrupción con millones de dólares fueron los cuadernos escritos por Oscar Centeno, exchofer del número dos de Planificación Federal, Roberto Baratta.

Centeno anotó con lujo de detalles el recorrido de los bolsos con dinero producto de las dádivas que habrían pagado empresarios como sobreprecios de la obra pública. Sin embargo, en los allanamientos efectuados hasta ahora todavía no se encontraron dichos cuadernos y la Justicia solo cuenta con supuestas copias de ellos.