Suicidio en Río Senguer

Ayer por la mañana, Antonio Zárate -de 31 años de edad- tomó la carabina que tenía hace años y que él mismo había armado y se apuntó a la cabeza. Así, el vecino de Alto Río Senguer le puso fin a su vida que en los últimos tiempos se había complicado más a raíz de una enfermedad que, aparentemente, era terminal.

La noticia sorprendió a los residentes de la localidad cordillerana que vieron al hombre hasta última hora de la noche del viernes recorriendo el centro de la ciudad.
Zárate se dirigió después a su domicilio de la zona de chacras donde decidió terminar con su existencia.
De acuerdo a lo que relató ayer el jefe de la Unidad Regional, comisario inspector Félix Huincalef, el hombre se encontraba sólo en su habitación en el momento de su deceso. Pero al escuchar el estallido, sus familiares fueron en su auxilio. No obstante, Zárate murió en el acto.
El hecho se encuentra ahora en manos de la Fiscalía de Sarmiento. Luego de las actuaciones de rigor, el cuerpo fue entregado a sus familiares para su velatorio.
El suicidio en Senguer se suma a una triste estadística que esta semana cobró dos nuevas víctimas en Comodoro Rivadavia donde dos personas -un hombre y una mujer- adoptaron el mismo camino. En el barrio Ceferino Namuncurá, Segundo Llanquil, de 65 años, se ahorcó en una de las habitaciones de su casa.
El caso de Ana Alicia Díaz Miranda, de 38 años, fue más impactante: con la correa de su bolso se colgó de una antigua cañería que desemboca en la playa ubicada frente a la Escuela 760.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico