Sumariaron a policías por golpes e intento de violación a un detenido

El Ministerio de Seguridad de Santa Cruz, a cargo de Lisandro de la Torre, confirmó que un grupo de policías que prestan servicios en la Comisaria de Puerto Deseado están siendo investigados y se le iniciaron sumarios administrativos por "presuntos hechos de violencia" de los que habrían sido protagonistas, resaltando además que está trabajando con la Justicia "para dilucidar lo ocurrido".

El escueto informe oficial no da mayores precisiones pero está relacionado con un escándalo de proporciones por la denuncia que presentó un vecino ante la fiscalía de esa misma localidad, manifestando que fue torturado salvajemente por efectivos de esa comisaria - incluyendo dos mujeres- y que incluso intentaron violarlo con un bastón de goma que utiliza la fuerza policial (tonfa).

El caso comenzó ocurrió en la madrugada del sábado y tomó estado público cuando una sobrina de la víctima lo difundió por redes sociales y publicó fotografías del rostro golpeado de su tío y también de los policías sospechados de protagonizar el brutal incidente.

Se trata de Federico Bonina, quien el lunes accedió a ser entrevistado por el portal digital El Faro y contó que el viernes había ido a un local bailable junto con un amigo y luego de consumir varias copas el personal de seguridad le ordenó que se retirara del lugar en los primeros minutos del sábado.

Como ofreció algo de resistencia lo expulsaron a la fuerza y en la calle lo esperaban efectivos policiales que lo esposaron y comenzaron a golpearlo, incluso cuando lo trasladaban en el patrullero.

La golpiza continuó en la comisaría y allí también intervinieron dos mujeres de la repartición y fue en ese lugar cuando quisieron introducirle la cachiporra (tonfa) en el ano.

Luego lo llevaron al Hospital Distrital y – según sus dichos- lo empujaron y eso motivó que rompiera un vidrio con su cuerpo, por lo cual volvieron a trasladarlo a la comisaria y le siguieron pegando, quedando con su rostro desfigurado (foto) y con lesiones en todo el cuerpo, incluso en plantas de los pies.

Más tarde lo retornaron al nosocomio y lo dejaron allí los médicos solo le curaron las heridas y le dijeron que se fuera.

Anoche hubo una manifestación de familiares y otros vecinos frente a la comisaria y se vivieron momentos de tensión y ahora el caso deberá ser dilucidado por el juzgado de instrucción de la localidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico