Sus papás no le creían y una profesora la salvó

La víctima, de 16 años, sufrió reiteradamente los abusos sexuales por parte de su tío de 36 años. Sus padres la acusaban de "fantasiosa".

Un hombre, de 36 años y de nacionalidad paraguaya, fue detenido por violar en reiteradas oportunidades a su sobrina, de 16 años. La adolescente primero le contó el calvario a sus padres pero ellos no le creyeron, y una profesora suya terminó haciendo la denuncia.

Los abusos sexuales se perpetraron en la casa de la víctima, ubicada en la localidad bonaerense de Villa Elisa, cuando sus papás no estaban. El depravado tenía un perfil de rectitud tal que cuando la menor se animó a contarles a sus padres el hostigamiento que sufría, no le creyeron y la acusaron de fantasiosa.

Hace pocas semanas, una de sus profesoras de la Escuela N° 15, de City Bell, notó que la adolescente no respondía con la eficacia de siempre en sus tareas de estudio y había perdido la sonrisa. Así, la contuvo y pese a que la chica respondió con evasivas, la víctima se quebró en llanto y reveló los ultrajes. A su vez, le pidió que no les dijera nada a sus padres porque no le creían y la retarían si sabían que había comentado fuera del seno familiar el infierno que atravesaba.

En consecuencia, la chica fue asistida por expertos y una vez que estuvo fuerte se le comunicó que se iba a denunciar el hecho ante la Justicia, a lo que la adolescente accedió. Los exámenes médicos y la Cámara de Gesell posibilitaron certificar la veracidad del suceso, y se procedió a la detención del violador.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico