Suspenden la sesión del Concejo por discusión entre ediles y gremialistas

Lo que en principio se presentaba como una irrelevante sesión ordinaria del Concejo Deliberante de esta ciudad, la última del primer semestre del año, se convirtió ayer en un escándalo de proporciones cuando se produjo una fuerte discusión entre dirigentes del gremio municipal y los únicos tres legisladores presentes, por lo que se suspendió el acto parlamentario.

Caleta Olivia (agencia)

Los incidentes se originaron debido a que los sindicalistas encabezados por el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de la Municipalidad de Caleta Olivia (SOEMCO), Julián Carrizo, solicitaron que los concejales presentes fijaran su postura en torno a un proyecto de ordenanza por el cual se busca establecer que es incompatible que los empleados municipales puedan ocupar un cargo en la comuna y otro en reparticiones provinciales; es decir que cobren dos sueldos como estatales.
Esa normativa fue elaborada por el exconcejal Manuel Aybar (de la anterior gestión) y había quedado en suspenso hasta que su hermano Javier, actual presidente del cuerpo deliberativo, la reflotó para su tratamiento, aunque no figuraba en el orden de día de víspera.
Javier Aybar no concurrió debido a que con antelación había solicitado un período de licencia, en tanto que del cuerpo también se escindió hace varios meses Juan José Naves para hacerse cargo de la gerencia distrital de la empresa Servicios Públicos.
En consecuencia, en la sesión que comenzó a media mañana en la sede de la vecinal del barrio 26 de Junio solo estuvieron Rubén Martínez –a cargo de la presidencia-, Pablo Calicate y Liliana Andrade.

TENSION
La situación comenzó a tornarse tensa cuando se produjo un cuarto intermedio, ocasión que fue aprovechada por miembros de comisión directiva del SOEMCO y algunos delegados de sectores para plantear ante los ediles su descontento por la denominada "ordenanza Aybar" que, de sancionarse, afectaría a más de 500 trabajadores municipales.
Simultáneamente un grupo de empleados del Concejo Deliberante, liderados por su delegado, reclamaron por reparaciones en las instalaciones del edificio, teniendo también en cuenta que el estado de su estructura empeoró luego del temporal de lluvia que se registró en marzo.
Además, resaltaron que no se les pagaron adicionales por no haber ido a trabajar, sin que las autoridades del Departamento Ejecutivo tuvieran en cuenta que era imposible hacerlo en esas condiciones laborales.
"INCONSTITUCIONAL"
Previamente, Carrizo había señalado a la prensa que esperaban que en esta sesión se debatiera sobre la ordenanza vinculada con la incompatibilidad de cargos, a la cual el gremio calificaba de "inconstitucional".
Luego, a la hora de tener de frente a los concejales, los tildó de "inútiles, inoperantes y cobardes" y de manera especial arremetió contra Rubén Martínez acusándolo de no saber "cuánto significan las 36 horas cátedra de máxima entre el estado provincial y municipal, pero sí está dispuesto a levantar la mano para que se promulgue la ordenanza".
Martínez no se dejó avasallar y al responder también utilizó duros términos, generándose fuertes cruces verbales que rozaron lo físico, por lo cual minutos más tarde los tres concejales presentes decidieron suspender la sesión.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico