También Caleta fue un horno con una sensación que rondó los 39 grados

En la jornada de ayer, las temperaturas sofocaron el ambiente caletense generando una masiva concurrencia de gente a las playas, en tanto que en el casco urbano no se percibió el habitual trajín y los negocios comenzaron a hacer sus ventas recién después de las 19.

Caleta Olivia (Agencia)
A las 9 de la mañana ya había una temperatura de 33 grados y la ciudad del Gorosito resplandecía bajo los rayos que parecían quemar el asfalto hasta que cerca de las 14, con una sensación térmica cercana a los 39 grados centígrados, comenzó la peregrinación de autos hasta las playas ubicadas en la zona norte del ejido urbano.
En tanto, en los únicos balnearios habilitados -las roquitas y el muelle (costanera)- se vivió una tarde a pleno verano.
Según los guardavidas que cumplían su servicio por esas horas, hubo récord en cuanto a los ingresos al agua, ya que es sabido que habitualmente muchos sólo van para disfrutar del sol y en busca de un bronceado natural.
“El calor los sacó de la casa; hay gente que casi no viene nunca pero si no venís al mar, no tenés donde meterte”, comentó una joven habitué de la zona del muelle, mientras se colocaba protector solar.
Vale aclarar que por lo general quienes viven en esa ciudad no poseen ventiladores eléctricos en sus hogares, e inclusive es muy raro encontrar un comercio que tenga en venta aparatos de aire acondicionado.
Sin embargo, quienes inevitablemente tuvieron que salir para hacer diligencias en el centro debieron acudir a un paraguas que hiciera las veces de sombrilla para guarecerse de los rayos solares.
Por otra parte, el Servicio Meteorológico anuncia para hoy una temperatura mínima de 22 grados y una máxima que podría llegar a los 33, aunque se prevé nubosidad variable con vientos moderados del oeste, cambiando al sudeste.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico