Tandil ofrece buena comida y muchas actividades

Las exquisiteces gastronómicas a las que tiene acostumbrado Tandil y mucha adrenalina con sus múltiples posibilidades para la práctica del turismo aventura, además del encantador paisaje, son las opciones de esta ciudad serrana del sudoeste bonaerense.

La ciudad, que tiene más de 110.000 habitantes, cuenta con 10.000 plazas hoteleras y extrahoteleras, y más de 35.000 lugares en los 7 campings que dispone en su casco urbano y los parques que la rodean.
La sierra, el Monte Calvario y su Vía Crucis viviente, las escaladas, el rappel y la tirolesa, y la variada oferta hotelera, fueron algunas de las imágenes que desfilaron en el auditorio del Ministerio de Turismo de la Nación, ubicado en el piso 13 del edificio de Suipacha 1111, donde se realizó la presentación.
En su rol de anfitrión, el subsecretario de Turismo de la Nación, Fernando García Soria, destacó que "el municipio de Tandil cuenta con una muy buena infraestructura hotelera para contemplar e ir a conocer al cerro Centinela desde la ciudad cuyos vecinos tienen una excelente calidad de vida".
"Es un pueblo que sabe vivir la ciudad -agregó- que cuenta con un Instituto de Turismo Mixto que trabaja por el destino, cuyo potencial no tiene techo. Al punto que han hecho que el país entienda que la provincia de Buenos Aires no tiene solo playas para ofrecer".
"Hay muchas actividades que se pueden hacer en nuestra ciudad y en los alrededores, además de saborear nuestros exquisitos embutidos, quesos y cervezas artesanales, como son la práctica de rappel, cuerda o tirolesa, o las escaladas", sostuvo por su parte la titular del Instituto Mixto de Turismo de Tandil, Graciela Silvagni.
El municipio brinda en los alrededores de su ciudad cabecera varios circuitos como el del Lago, el Clásico, Histórico y Cultural, varios centros comerciales, las Sierras, la parte religiosa y todos los monumentos con que cuenta en su historia originada en 1823 cuando la fundó el general Martín Rodríguez como el Fuerte Independencia.
Alrededor del lago está la Villa Onena, el Parque de la Industria y el Comercio, la Feria Artesanal de Tandil, el Paseo de los Pescadores y el Manantial Gardey, el Parque Soñado de los Niños, el Balneario del Sol, el Punón Mapuche, la Villa, el Parque del Bicentenario y el Cerro Libertador.
Las sierras tienen la mítica Piedra Movediza, la Plazoleta de la VII Briogada Aérea, el Cerro Centinela, la Granja de los Pibes, el Camino de los Pioneros y la Sierra del Tigre.
Por su parte el circuito religioso está coronado por el monte Calvario, pero hay un sinnúmero de iglesias y mezquitas para conocer, entre los que destacan un templo luterano y la Villa Don Bosco de los Salesianos junto al Cristo de la Sierra.
En el centro, a la noche ahora reinan los pub y las confiterías bailables entre las que sobresalen Bunker, Danse, Excursionista, Glow, La Pacha, Paca Bar, Sol Disco y Unión, que prolongan la noche iniciada en las cervecerías de la ciudad.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico