Tareas del temporal: Issa Pfister aseguró que quien no cumpla con los requisitos no va a cobrar

El secretario municipal de Economía manifestó ayer que el municipio "fue todo lo estricto que debía ser" respecto a las facturaciones de los propietarios de camiones y maquinaria vial que trabajaron en despejar las calles de lodo durante el temporal. El funcionario consideró: "hay algunas observaciones del Tribunal de Cuentas que se subsanarán", pero advirtió: "quien no cumpla con los requisitos, no cobrará".

El secretario de Economía, Finanzas y Control Gestión de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, Germán Issa Pfister, se refirió ayer a las observaciones que el Tribunal de Cuentas realizó sobre la facturación que, por tareas de retiro y traslado de barro del temporal, efectuaron transportistas y que aún está pendiente de pago.

Tal como El Patagónico informó ayer en exclusiva, el Tribunal de Cuentas Municipal observó el 40% de esa facturación, que englobó gastos por $216 millones, pero $65 millones no están debidamente justificados y otros $5 millones ya fueron rechazados.

Issa Pfister aseguró ayer que “se trata en su gran mayoría de observaciones administrativas, muchas de las cuales no fueron observadas en el primer expediente enviado al Tribunal de Cuentas”, pero afirmó que, de todos modos, “ya están siendo subsanadas, con la incorporación de documental aportada por los proveedores y dictámenes del Asesoría Letrada”.

En ese sentido, el funcionario indicó: “la Ordenanza que surgió en función de la emergencia que estábamos viviendo y que seguimos viviendo hasta hoy, nos daba ciertas facultades de contratación directa para, en algunos casos, evitar el paso previo por el Tribunal de Cuentas.

De todas maneras, en ese momento y para darle más transparencia, se decidió que todo pago que se haga pase previamente por el Tribunal de Cuentas para su aprobación, es decir que habitualmente tenemos que pasar expedientes por pagos mayores a 45 mil pesos y en el marco de la emergencia, pasamos hasta los de 1.000 pesos”.

EL ATN Y LOS FONDOS MUNICIPALES

Issa Pfister comentó que el primer tramo de pagos se efectuó con el Aporte del Tesoro Nacional (ATN) de 50 millones de pesos y señaló: “en lo que tuvo que ver con maquinaria no hubo casi observaciones”. Y en el caso de observaciones surgidas, indicó que fueron subsanadas y aprobadas por el propio Tribunal de Cuentas, antes de su pago.

“El municipio aportó para el pago de maquinaria, 100 millones de pesos, 30 salieron del Presupuesto de Obras Públicas y 70 del bono del endeudamiento de Provincia, por el cual a los municipios les corresponde el 15%.

En estos expedientes sí hubo observaciones, pero en la mayoría de los casos se trata de las mismas empresas, donde en el primer tramo habían sido aprobados los expedientes sin observación alguna”, agregó el secretario.

En el mismo tono, el funcionario aclaró: “el municipio no ha pagado ningún expediente que no haya sido visado por el Tribunal de Cuentas” y advirtió que “las observaciones obedecen a cuestiones meramente administrativas”, como la falta de seguros que se obtuvieron después ya que “dado el contexto, no fue posible esos primeros días por los responsables del área requerir por ejemplo este requisito para el inicio de los trabajos”.

El funcionario también destacó: “en el momento de la emergencia no se hacía la constatación pero sí corrió un memo en el que se especificaba que quien pretenda cobrar un peso del Municipio tiene que cumplir con determinados requisitos, tales como que el titulo esté a su nombre, que tenga contrato de alquiler o comodato, ART, F931, seguro, etcétera”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico