Temen fatalidades en gremios de la construcción, vigiladores y camioneros

La aparición de gremios calificados como “paralelos” en la zona norte de Santa Cruz en los últimos meses trajo aparejados serios enfrentamientos con los “tradicionales”, que incluyeron el uso de armas de fuego y una secuela de heridos. Este fenómeno sindical que se observa en el ámbito de los albañiles, vigiladores y camioneros causa preocupación en las comunidades y desde distintos ámbitos se advierte que en cualquier momento habrá que lamentar casos fatales.

 Caleta Olivia (agencia)

Tal advertencia está dirigida principalmente hacia las autoridades judiciales y ello quedó implícito en dos diferentes conferencias de prensa que se ofrecieron poco antes del mediodía de ayer.

La primera de ellas se realizó en la sede local del Partido Obrero, de la cual también tomaron parte dos sectores de nuevos gremios que vienen denunciando agresiones, cual es el caso del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (SITRAIC) que es disidente de la UOCRA y del Sindicato del Personal de Seguridad de la Provincia de Santa Cruz (SPSSC), opositor al de los vigiladores que lidera Julio Gutiérrez.

La otra exposición ante el periodismo local la hizo por separado y en su propia sede el vocero del autodenominado “Sindicato de Camioneros y Choferes de Santa Cruz”, Carlos Alberto Gómez, enfrentado con la regional del gremio “moyanista”.

El SITRAIC ya denunció cinco violentas agresiones, incluyendo la sufrida por el propio secretario general Alejandro Lugo quien acusó una herida de bala, mientras el SPSSC acusó a la facción de Gutiérrez de haberlos a atacado en Las Heras el 8 de enero.

El vocero del grupo disidente, Walter Saucedo, indicó que el Juzgado de Instrucción de esa localidad se limitó solamente a librar órdenes de detención a dos de sus referentes (del nuevo gremio), uno de los cuales ya está detenido, tratándose de Fernando Ordoñez.

Además negó rotundamente que otro de sus referentes, Luis Báez, se halle prófugo como lo hizo trascender el sector de Gutiérrez porque “Báez está en su casa en Las Heras y hasta ahora nadie lo fue a buscar”.

Vale también recordar que la batalla campal se registró en inmediaciones de la delegación de la Secretaría de Trabajo y se difundieron fotografías en las que aparecen manifestantes con armas de fuego, asegurándose que los mismos pertenecen al sector de Gutiérrez.

LA JUSTICIA LOCAL

DESCONOCIA

Luego de la rueda de prensa, los referentes de ambos sectores y el abogado particular que los patrocina, Alberto Luciani, acudieron al mediodía hasta al Juzgado de Instrucción 2 de Caleta Olivia para solicitarle al magistrado a cargo, Mario Albarrán, que adopte medidas de prevención para preservar la integridad de trabajadores ante los hechos que se vienen sucediendo, principalmente en lo concerniente al ámbito de la construcción.

El grupo que acudió al edificio de Tribunales también estuvo integrado por militantes y dirigentes del Partido Obrero encabezados por Omar Latini y de la Agrupación Polo Obrero, liderados por Marta Villamayor.

De esa reunión pudo saberse que Albarrán recién se reincorporaba a sus funciones, tras la finalización de la feria judicial, y prácticamente no tenía conocimiento de los graves sucesos que se produjeron en varios obradores durante el mes de enero.

Antes, Lugo había señalado que “los trabajadores nos vemos avasallados por las patotas sindicales y necesitamos ser respetados porque ha nacido un nuevo sindicato de la construcción”, al tiempo que atribuyó responsabilidades al gobierno provincial, argumentando que apaña al personal de la UOCRA.

Por su parte el dirigente del Partido Obrero, Omar Latini, repudió el accionar del juzgado de Las Heras que “persigue a los que luchan por la libertad sindical y deja que las patotas actúen libremente”, al tiempo que se solidarizó con los doce vigiladores del nuevo gremio que fueron despedidos en diferentes empresas, violándose normas constitucionales.

Finalmente, todos coincidieron en señalar que así como están las cosas es de temer que se produzca la muerte de algún trabajador.

CAMIONEROS SIGUEN

BLOQUEANDO CLEAR

Por separado, el dirigente de los camioneros disidentes, Carlos Alberto Gómez, hizo alusión a los violentos enfrentamientos que se produjeron el martes 27 de enero en la base operativa de la empresa Clear en Pico Truncado.

Estuvo acompañado por Osvaldo Oyarzún y Abel Vallejos. Gómez no aportó mayores detalles a los que ya tuvieron difusión periodística y volvió a negar que integrantes de su sector hubieran utilizado armas de fuego en los incidentes que dejaron un saldo de dos heridos de bala y numerosos contusos.

Por otra parte, rechazó de plano que su gremio tenga el apoyo del vicegobernador Fernando Cotillo, señalando que “ni siquiera conozco su número telefónico”, respondiendo de esta manera las acusaciones del dirigente regional de la Federación de Camioneros, Jorge Taboada.

Sí admitió tener amistad con Juan José Acuña, un dirigente que ayudó a su grupo a establecer contactos con el Ministerio de Trabajo de la Nación para obtener la inscripción gremial.

Por último, confirmó que los afiliados de su sindicato permanecen bloqueando la base de Clear, medida de fuerza que hoy ingresa en su octavo día, en tanto que hasta ayer el grupo no había recibido ninguna intimación judicial para retirarse de ese lugar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico