“Tenemos que educar para revertir la conducta”

Comodoro Rivadavia busca ser una ciudad ambientalmente sustentable y por eso en 2004 se realizaron distintas actividades para conmemorar el Año del Medio Ambiente. No obstante, la realidad local indica que se debe seguir trabajando para educar a la población a que tome conciencia sobre el deterioro que se causa al ambiente tirando basura en lugares públicos.

Miguel Hernández es el responsable de la Subsecretaria de Medio Ambiente del municipio y dice que «tenemos que educar para revertir la conducta de la gente».
En este sentido existe dentro de ese organismo un Departamento de Educación y Extensión Ambiental que busca generar conciencia ecológica en los más chicos, razón por la cual se trabaja con el proyecto Agenda XXI y los alumnos de diversos establecimientos acceden a información proporcionada por esa sección municipal.
«Las sanciones tienen el sentido de castigar para revertir», pero -según dijo- esto no se cumple en la actualidad, debido a los irrisorios montos que establece el Código Tributario.
«Tenemos que ver cómo afrontar esta problemática existente», aseguró el funcionario, quien además sostuvo que se trata de un problema de conducta de la gente.
Lo cierto es que el trabajo municipal apunta a sembrar conciencia en este sentido. «Sólo pedimos que se cumplan las ordenanzas y que nos permitan cambiar la imagen de la ciudad».
Hoy la situacion es problemática porque el control de fiscalización no puede llegar -explicó el funcionario-, quien cuestionó además que falta solidaridad porque hay gente que no toma conciencia del problema.
«A veces a uno le cuesta comprender porque hay un servicio de recolección y la diseminación de basura domiciliaria no tiene un argumento», sostuvo el funcionario, quien comentó que para el caso de escombros hay lugares donde se puede depositar en forma diagramada y controlada para que no se produzca la actual situación.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico