"Tenía miedo de que me mataran"

Mientras aguardaba que la jueza de turno Valeria López Lestón le tomara declaración sobre lo sucedido en el incidente con su camioneta, el ex ministro de Gobierno, Daniel Varizat, permaneció ayer detenido en una unidad policial.

Cerca del mediodía, Varizat dio su versión de los hechos a un medio radial de Buenos Aires. «Lo que pasó es que fui agredido por más de 200 personas que empezaron a insultar, a golpear, me amenazaron de muerte y querían abrir las puertas (de la camioneta)», empezó su relato.
«Yo empecé a avanzar con la mayor precaución posible; lamento que en esa situación algunas personas hayan sido atropelladas. Estaba en riesgo mi vida», señaló en diálogo con Radio 10.
Agregó que «estaba con otras personas, y me empezaron a insultar y a golpear la camioneta. Primero pensé que iban a ser algunos destrozos, pero después los ánimos se pusieron más caldeados».
«No estoy en condiciones de decir cuántas personas eran; yo traté de moverme con la mayor cautela posible; avancé un metro a ver si se corrían, y algunos se corrieron, entonces cuando vi que estaba un poco despejado adelante, avancé mientras la camioneta estaba siendo golpeada, pateada... con distintos elementos», relató.
También identificó que los agresores que más cerca estaban de su vehículo eran «los activistas más conocidos» de ADOSAC y ATE, aunque dijo que «no puedo precisar nombres».
Asimismo, Varizat aclaró que en ningún momento intentó ocultar el hecho y que él mismo concurrió «automáticamente a la jefatura de Policía» y radicó la denuncia de lo que había sucedido.
Otros voceros afines a Varizat añadieron que «eran 300 manifestantes que empezaron primero a pegar al coche, le comenzaron a pegar trompadas, patadas, palazos».
Añadieron que una hora después de que la manifestación de la Mesa de Unidad Sindical hubiera terminado, recorrían distintos puntos del centro de la ciudad. Cuando estaban a media cuadra del hotel céntrico, divisaron al ex ministro.
Varizat salía de tomar un café en el Hotel Costa Río cuando, en momentos en que subía a la camioneta junto a otras personas, entre ellas el titular de Fomicruz, se acercó un grupo de gente para increparlo. Bloquearon en pocos segundos el vehículo y durante diez minutos se lo golpearon, le abrían las puertas y lo tironeaban con insultos y amenazas de quemarle el auto y la casa.
Al verse acorralado, Varizat se asustó de tal manera que decidió alejarse del lugar. En la maniobra, atropelló a varias personas que resultaron heridas.  Por otra parte, la familia del ex ministro debió permanecer alejada de su domicilio hasta altas horas de la noche, ya que temía alguna especie de ataque de manifestantes contra la vivienda. Incluso hubo personal de Gendarmería Nacional custodiando el lugar.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico