Tenía que volver al Instituto Penitenciario, pero se fue al boliche

Un joven que debía volver al IPP se fue a bailar. Lo reconocieron a pesar de que había cambiado de fisionomía, contaba con nuevos tatuajes y accesorios para pasar desapercibido.

Un joven de 26 años, que cuenta con salidas transitorias, fue demorado a la salida de un boliche céntrico de Trelew. Tenía que regresar al Instituto Penitenciario Provincial el sábado por la tarde, pero salió a bailar. Así lo informó Jornada.

Dos agentes policiales se encontraban en el lugar realizando control y despeje del local bailable, ubicado en Pasaje Tucumán al 200. Fue allí donde reconocieron a quien tendría que haber retornado al IPP, que luego de una persecución a pie y con intento de fuga fue detenido.

Además, desde la Comisaría Primera se informó que el sujeto detenido ya había cambiado de fisionomía, cortándose el cabello, con nuevos tatuajes, lentes y otros accesorios para no ser reconocido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico