Terminó el secreto de sumario

El lunes se levantó el secreto de sumario en el marco de la causa que lleva adelante la juez federal Eva Parcio, para determinar las responsabilidades del derrame que a partir del 26 de diciembre afecta la costa del barrio Caleta Córdova y playas aledañas.
En caso de haberse recolectado la información necesaria, al recuperar la causa que hasta ayer estuvo en manos del fiscal Norberto Bellver, en los próximos días la magistrada podría citar a prestar declaración indagatoria al capitán del buque Presidente Illía.
Contratado por la empresa estatal Enarsa para transportar a Buenos Aires crudo Escalante, ese antiguo buque es el principal sospechado de haber provocado el desastre. Se presume que habría descargado agua de lastre mezclada con hidrocarburo antes o durante el proceso de carga desde la monoboya de Termap en Caleta Córdova, tal vez confiando que el viento del oeste disipara la mancha mar adentro.
Información incautada en el buque que fue detenido en Campana sería crucial para determinar la responsabilidad del capitán en la maniobra, mientras obran en el expediente fotos satelitales que mostrarían la evolución de la mancha y su procedencia.
Por otra parte, ayer se hizo circular la versión de que alguno de los diversos peritajes que enmarca la causa judicial habría determinado que el crudo derramado no era Escalante, aunque existen fuentes en el ámbito tribunalicio y gubernamental que afirman lo contrario.
Certificar la procedencia del crudo derramado es vital para señalar distintos grados de responsabilidad en el hecho, o deslindar la de distintos actores sospechados, ya que permitiría reconstruir el origen.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico