The Otherness: de la Patagonia a los escenarios europeos 

Nació en Comodoro Rivadavia, hizo la secundaria en el Domingo Savio y siendo un preadolescente comenzó a estudiar guitarra con su hermano Gonzalo, luego se fue a Buenos Aires a estudiar y allí se formó The Otherness, la banda que hoy suena en Europa.  

Martín Cativa nació en Comodoro Rivadavia, en el barrio 9 de Julio -la casa de su abuela Delia-. Tuvo una infancia y adolescencia muy buenas gracias al cariño de sus padres y los valores que le transmitieron y aún sostienen, tanto respecto del trabajo como de la educación.

Cursó primaria y secundaria en el Colegio Santo Domingo Savio, se encontró con la música a una edad temprana, pero recién en la preadolescencia se interesó por aprender a tocar la guitarra cuando, junto a su hermano Gonzalo, estudió música con el maestro Alberto Iribarne, del Centro de Empleados de Comercio.

En ese momento no sólo descubrieron la nobleza y la belleza de los géneros musicales, sino también la importancia de practicarlos con pasión y autenticidad. Iribarne supo mostrarles la riqueza y la simpleza de la armonía, el ritmo y la melodía a través de música muy diversa.

“En cierto sentido, Alberto purificó nuestro gusto y lo hizo evolucionar. Siempre voy a agradecerle eso, de por vida. Si no nos hubiera dicho que Kurt Cobain de Nirvana le parecía un gran autor de canciones por lo interesante que son los acordes y las melodías de su música, quizás no estaríamos haciendo esta nota hoy. Uno es bastante tonto a esa edad y cree que sabe mucho cuando en realidad no sabe prácticamente nada”, cuenta Martín.

Al terminar la secundaria viajó a Buenos Aires donde se recibió en Relaciones Públicas, Comunicación Social y Literatura Inglesa. Vivió varios años en San Telmo y ahí se formó The Otherness cuando llegó Gonza (su hermano, que canta y toca el bajo y varios instrumentos más) y empezaron a componer canciones juntos.

Según Martín, The Otherness es una banda de rock que se maneja en varios géneros, como el pop, el rock and roll, el punk, el soul, el funk y la música más alternativa “además de curtir como oyentes otros géneros que no tienen mucho que ver con el rock. Si encontramos algún elemento musical válido que potencie alguna composición, es bienvenido. Somos alquimistas de la diversidad”, aclara.

Se definen como una banda de rock con canciones bien variadas, melódicas y con mucha energía. Quieren romper las barreras y prejuicios que representan el status y las nacionalidades para la cultura y la aceptación global. Y también estimular nociones de inspiración y consumo cultural no tan centradas en el “yo-narcisista” como son las de la actualidad, sino más bien abrir el juego a las minorías y marginados, a lo distinto y diferente.

Sus letras abordan varias temáticas que presentan un universo y una visión de la realidad más acorde a lo complejo que es vivir en sociedad, y marcan la diferencia con las canciones de otros géneros como el trap y el reggaetón que en su mayoría describen fiestas frívolas, con posturas sexistas que cosifican a la mujer y presentan un culto al materialismo importado del hip hop y rap norteamericano.

“En nuestros shows invitamos a la gente a bailar por la intensidad y el ritmo de nuestras canciones, disfrutamos mucho al verlo, pero también nos gusta estimular a la gente intelectualmente”, cuenta el cantante y agrega: “personalmente, creo que nuestro lado más áspero y el sentido del humor que tenemos y que se percibe tanto en la música como en la personalidad de la banda, tienen mucho de nuestras raíces patagónicas”.

En 2018 y 2019 tocaron en Hamburgo. Durante la pandemia se interesó en ellos el sello de Berlín -Motor Music Entertainment- y firmaron un contrato discográfico con ellos. En diciembre de 2020 Gonza se fue a vivir a Berlín y Nico -el guitarrista del grupo- también vive ahí hace un par de años. Así que ni bien pasó lo peor del Covid-19 y se flexibilizó un poco la movilidad y mejoró la situación para volver a tocar, viajaron con Pablo (el baterista) desde Buenos Aires. Ya llevan cuatro shows y están por viajar a Vienna (Austria) y Augsburg en el sur de Alemania para dar cuatro shows seguidos. “Ya encontramos el ritmo que tanto nos gusta y necesitábamos como banda, así que espero que de ahora en adelante todo sea para mejor y que el daño que generó la pandemia en la industria de la música empiece a sanar definitivamente”, refiere Martín.

El trabajo discográfico de la banda es limitado. Pasaron la mayor parte del tiempo como banda tocando en vivo. Publicaron algunos singles que fueron difundidos en la BBC y radios de Buenos Aires como Vorterix y La Metro, incluso algunas demos también. “Recién ahora empieza nuestro trabajo discográfico de verdad. En 2020 lanzamos un EP de 4 canciones que se llama #AGITO y hace unos días salió nuestro álbum debut LMIRL (Let's Meet In Real Life)”. Se trata de un disco de 12 canciones y están muy orgullosos del resultado logrado junto a Gaspar Benegas en la producción.

Toda la música está de la banda está disponible en Spotify y cualquier otra plataforma digital.

The Otherness son: Martín Cativa: Voz, guitarra rítmica; Gonzalo Cativa: Voz, bajo; Pablo Gaggioni: Batería, coros; y Nico Kleinh: Guitarra lead.

REDES SOCIALES

Spotify: The Otherness

*link al álbum: https://open.spotify.com/album/25ixlzX1HxCpvdREywAOzA

Instagram: @the_otherness

*link IG: https://www.instagram.com/the_otherness/

Twitter: @the_otherness

*link TW: https://twitter.com/the_otherness

TikTok: @theotherness

*link TT: https://www.tiktok.com/@theotherness

Facebook: @OthernessRock

*link FB: https://www.facebook.com/OthernessRock

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico