Tienen dudas sobre los huesos, mochila y ropa hallados

Los objetos fueron encontrados en pleno campo, en un canal del río Colorado, cerca de Pedro Luro. Este jueves los analizarán con más detalle. Se llegó a ese lugar por una llamada que recibió la mamá de Facundo, Cristina Castro.

A Cristina Castro le hicieron llegar el dato, y le dieron una ubicación precisa, en pleno campo en un canal del río Colorado cerca de Pedro Luro, la ciudad donde nació el joven Facundo Astudillo Castro desaparecido desde el 30 de abril. Ella acudió con urgencia a la jueza federal María Gabriela Marrón y hacia ahí partió la comitiva de funcionarios, policías, el abogado Luciano Peretto y la mamá de Facundo hasta el lugar donde encontraron huesos y además, semienterradas, ropa y una mochila.

"No creemos que sean los huesos de un hombre, y el resto será analizado mañana, ahora quedó custodiado el lugar", dijo a Página|12 el abogado Leandro Aparicio.

No participó esta vez el perito de la familia, Marcos Herrero, cuyos canes adiestrados encontraron el lunes en la comisaría de Teniente Origone un souvenir que la abuela le había regalado a Facundo. Su presencia fue solicitada y sería autorizada para el procedimiento de mañana.

El canal corre paralelo a un camino vecinal cercano a la ruta nacional 3 y el sitio, al que llegaron por los datos que recibió Cristina a través de una llamada, está ubicado a pocos metros del lugar señalado por los tres vecinos que dijeron haberlo visto ese día cerca de las 15.30 subiendo a un vehículo policial, cuando iba de Pedro Luro a Bahía Blanca.

La persona que se comunicó con la mamá de Facundo se identificó como una "vidente". El joven de 22 años había salido sin permiso de circulación y portaba una mochila marca Wilson, pero las fuentes allegadas a la familia no quisieron confirmar si reconocieron que los elementos encontrados sean del desaparecido.

"Habiendo sido anoticiado de la presencia de huesos, prendas de vestir y una mochila semienterrada en un sitio ubicado mediante las siguientes coordenadas, 39°14'20.0"S 62°35'51.2"W concurrimos junto con mi letrado Luciano Peretto hasta ese sitio", dijeron ante la jueza Marrón. Estuvieron en el lugar los agentes federales comandados por el jefe de la Delegación Bahía Blanca de la Policía Federal, comisario Pablo Messineo.

"Que de acuerdo a lo referenciado, solicito se habilite el rastrillaje a realizarse en la extensión en todo este camino hasta las vías, en la que solicitamos se disponga la presencia del Perito ofrecido por la querella, Instructor Marcos Daría HERRERO, Master Trainer Canino, Especialista en rastro criminal y búsqueda y su ayudante Lucas Maciel, . Asimismo solicitamos se convoque a prefectura Argentina para rastrillar un canal de drenaje que bordea la calle, en las que se han identificado algunas prendas, lo que tornan urgente el carácter de la medida", agregaron. "Advirtiendo la irregularidad y la complejidad, solicitamos se convoque a todas las fuerzas disponibles, a fin de rastrillar lugares públicos y otros canales de drenaje, si la dinámica de la diligencia así lo amerita".

En tanto, la fiscalía dispuso algunas medidas respecto de los policías que no fueron ordenadas por la jueza. La querella particular comentó que por falta de mayores fundamentos no se procedió aún con las detenciones de los uniformados que ya declararon como testigos y que ese día vieron al joven. Un dato que no fue eliminado de sus teléfonos sería la clave, más precisamente la frase "fuimos nosotros". Cuando sea completado el peritaje se sabrá en qué contexto dijo esto una de las oficiales femeninas implicadas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico