Timerman dice que “Gran Bretaña negoció con dictaduras, pero no lo hace con democracias”

Acompañado por países de la región, el diplomático solicitó que el organismo inste al Reino Unido a acatar las resoluciones y a comenzar el diálogo por las Malvinas.

Timerman aseguró que Gran Bretaña “negoció con las dictaduras que asolaron al pueblo argentino” sobre la soberanía de Malvinas, pero en cambio “se niega a negociar con los gobiernos democráticos”.
El canciller Héctor Timerman sostuvo que “Argentina apuesta y hace esfuerzos para la resolución pacífica de un conflicto que ya lleva 180 años desde su inicio, que es la conquista militar por parte de Gran Bretaña de las Islas, que son parte esencial del territorio de Argentina y parte esencial del territorio de América Latina y el Caribe”.
El canciller, realizó estas declaraciones tras finalizar un almuerzo con los 29 miembros del Comité de Descolonización de la Organización de Naciones Unidas (ONU).
Los miembros del Comité escucharon las intervenciones sobre la Cuestión Malvinas de los cancilleres de Uruguay, Luis Almagro, quien ejerce la presidencia pro témpore del MERCOSUR y el cubano Bruno Rodríguez Parrila, en ejercicio de la presidencia de la CELAC así como el vicecanciller de Perú, José Baraún Aranibar por parte de la UNASUR.
 “Siempre será un éxito que los grupos regionales que ahora tienen fuerza política en ONU, vengan así y digan lo propio”
Diego Morejón Pazmiño, presidente del Comité de Descolonización y embajador ecuatoriano ante la ONU, resaltó “la importancia” del hecho de que las tres agrupaciones regionales hayan realizado un trabajo de apoyo conjunto por primera vez sobre el reclamo por Malvinas, ante la presidencia de ese órgano.
 “Es muy importante siempre presentar un consenso en las materias sensibles de Naciones Unidas”, explicó Morejón Pazmiño, y señaló que “los países bilateralmente han expresado su apoyo permanentemente a la Cuestión de Malvinas basados en todos los documentos históricos que le dan hegemonía y soberanía a Argentina” sobre las Islas.
Esta situación, “obliga en cierta manera a los ingleses a ir un poco por el lado de la moral del asunto” que es la de “dejar de discutir lo indiscutible”.
“Si hay un tema recurrente: si usted ve las 40 resoluciones de la ONU ninguna habla de la autodeterminación, se habla de un tema de integridad territorial”.
 “Si esto no es suficiente para un buen lector ¿Qué más necesita?”, se preguntó el diplomático.
Ante este escenario donde además hay “180 países a favor de una posición y sólo pocos en contra”, lo que falta para que Argentina y Gran Bretaña se sienten a dialogar de forma pacífica “es la voluntad política del gobierno inglés”.
 “Y en esto el papel del secretario General (de la ONU, Ban Ki Moon) es fundamental”, afirmó el embajador, mencionando que el titular de la institución multilateral “tiene que llamar a las partes como representante de la organización que es, a intensificar o reanudar ese diálogo que ya lo hubo hasta antes de 1982”.
 
CITA CON BAN KI-MOON Y RESPALDO REGIONAL
Más tarde, el canciller reiteró, con “el respaldo” de los países de “América Latina y el Caribe”, al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, el reclamo por los derechos argentinos sobre las islas Malvinas y que Gran Bretaña “respete las resoluciones” del organismo internacional sobre la disputa. “El referéndum es ilegal”, dijo, en relación a la consulta popular que se realizó entre los habitantes de las islas.
Timerman afirmó que “si hay un pueblo afectado” por la cuestión de las islas Malvinas “es el argentino”, porque debido a la ocupación británica “no puede ejercer soberanía sobre la totalidad de su territorio”.
Remarcó que “la Argentina quiere una resolución pacífica y acepta la definición de Naciones Unidas”, que instó reiteradamente a las partes a dialogar.
En la misma línea sostuvo que, por medio del pueblo argentino, se ve afectado “el pueblo latinoamericano”.
Por su parte, en nombre de la Comunidad de Estados de Latinoamérica y el Caribe (CELAC), el canciller cubano Bruno Rodríguez Parilla expresó el “más firme respaldo a los legítimos derechos de la republica Argentina sobre las Islas Malvinas”.
En tanto en nombre del Mercosur, el canciller uruguayo Luis Almagro dijo que la causa Malvinas “es por esencia latinoamericana y del Caribe” ya que “la territorialidad que defendemos es de Amércia latina y el Caribe”.
Por parte de Unasur, el vicecanciller de Perú, José Beraún, instó a que “el Reino Unido se avenga a reanudar la negociaciones con el propósito de encontrar una solución pacífica y definitiva”.
La conferencia de prensa brindada por los referentes regionales se produjo luego de que se reunieran con el titular de Naciones Unidad, Ban Ki-Moon.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico