Tiramisu con frutos del bosque

por Bruno Cursaro.

(Ocho comensales)

Ingredientes:
1 taza de café fuerte.
2 cucharadas de oporto.
18 vainillas.
1 cucharada de azúcar impalpable.
240 gr. de queso untable natural.
150 c.c. de leche entera.
1 cucharada de harina 000.
1 huevo.
80 gr. de crema.
7 gr. de gelatina sin sabor.
1 cucharada de agua caliente.
1 cucharada de cacao en polvo.
100 gr. de frutos del bosque.

Preparación:
Comenzaremos preparando el café fuerte, al cual agregaremos dos cucharadas de oporto, colocaremos en un recipiente para que se enfríe, el cual nos permita mojar las vainillas, y reservaremos.
En una olla antiadherente colocaremos harina y la leche, batiremos para evitar que se formen grumos, llevaremos a fuego bajo y comenzaremos a batir; separaremos la yema del huevo e integraremos a la olla, seguiremos batiendo; cocinaremos por espacio de ocho a diez minutos intentando que no hierva nunca. Una vez conseguida una pasta suave retiraremos del fuego, incorporaremos esencia de vainilla y el azúcar impalpable. Dejaremos enfriar cubierto de film.
Mientras se enfría la preparación anterior, batiremos la clara de huevo a punto nieve -cuando volteamos el bowl donde batimos no debe caerse-, reservaremos. Batiremos la crema de leche junto a una cucharada de azúcar impalpable hasta punto chantilly.
En un tercer bowl colocaremos el queso crema, el cual batiremos levemente, incorporaremos la gelatina sin sabor previamente hidratada en agua caliente, la crema, las claras batidas y la preparación anterior ya fría (las incorporaremos en tres partes cada una, siempre integrando con movimientos envolventes).
Una vez tengamos el relleno listo, colocaremos en una budinera cubierta de film una base de vainillas mojadas en el café, verteremos una parte del relleno sobre la base y repetiremos tres veces el proceso. Una vez listo, cerraremos el papel film dejándolo en contacto con las vainillas y llevaremos a heladera durante cuatro horas.
Transcurridas las cuatro horas de reposo, desmoldaremos sobre una bandeja, espolvoreamos el cacao y decoramos con frutos del bosque. Podemos cortarlo para servir.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico