Todos los funcionarios fueron sobreseídos en la causa que se investigaba el crédito a Alpesca
La juez Mirtha Moreno dictó el sobreseimiento al exgobernador Martín Buzzi y a los exministros Gabriela Dufour y Carlos Eliceche en la causa que se investigaba eventuales irregularidades en el otorgamiento del crédito a Alpesca, por 10 millones de pesos, en 2013. También quedaron libres de culpa los exsíndicos de CORFO y los empresarios Omar y Juan Pablo Segundo.

n la audiencia preliminar al juicio oral y público por la causa que investigaba el crédito por 10 millones de pesos a Alpesca, la juez Mirtha Moreno dispuso el sobreseimiento de los hasta ayer imputados por “administración fraudulenta”.

En la primera audiencia, y luego de la exposición del fiscal Daniel Báez, la magistrada dispuso el cierre de las investigaciones y el fin de las imputaciones sobre el entonces ministro Coordinador Carlos Eliceche; Pedro Zudaire -síndico de Corfo- y los empresarios Omar y Juan Pablo Segundo y Carlos Molina.

Báez dijo que finalmente, luego de cinco años, no se presentará acusación por el crédito ya que “el perjuicio no puede ser acreditado. Lo concreto y real es que el dinero fue para los trabajadores de Alpesca”, sostuvo el fiscal, quien afirmó que “no hay elementos para demostrar las circunstancias en un posible juicio oral y público”.

En la audiencia realizada en Rawson se dio por extinguida la acción por parte de los diputados querellantes de Chubut Somos Todos que no se presentaron a la audiencia. Los defensores pidieron que estos últimos se hagan cargo de las costas del proceso al impulsar la denuncia.

La jueza Mirtha Moreno dictó el sobreseimiento definitivo y declaró el fin de la acción penal. “Si hubo apresuramiento o negligencia para ‘apagar el incendio’, lo cierto es que no hubo dolo por parte de los funcionarios”, indicó Moreno y “valoró la decisión del doctor Báez por su deber de objetividad, quien debe actuar no sólo acusando sino también, cuando advierte que no se puede llegar a esa finalidad, debe actuar a favor del imputado, lo que se ha hecho en esta audiencia”.

BUZZI Y DUFOUR TAMBIEN

En la segunda audiencia, celebrada pasadas las 12.30, la jueza adoptó el mismo criterio pero fue luego de desestimar la presentación efectuada por la Fiscalía de Estado, representada por Martín Castro, que fuera de toda lógica –luego de lo sucedido con los otros exfuncionarios -sostuvo la acusación.

Castro dijo no tener prueba alguna para recomendar la elevación a juicio y solo señaló que la no desestimación respondía a una orden superior.

La postura del representante de Fiscalía mereció una clara respuesta de la juez quien recordó que “sin pruebas” no podía habilitar el proceso judicial y sobreseyó también al exgobernador Martín Buzzi y a la exministro Gabriela Dufour. Los exministros, de Coordinación de Gabinete y Producción, Carlos Eliceche y Gabriela Dufour, aseguraron ayer que con la decisión de la juez Moreno se terminaron “5 años de persecución en una causa absurda”. Eliceche indicó que “no hay duda alguna de que fue una causa política, que se armó para desestabilizar al entonces gobernador Martín Buzzi. Hoy los diputados que denunciaron no se presentaron, con lo que demostraron una vez más que tiran la piedra y esconden la mano”.

En el mismo tono, el exdiputado nacional dijo que “quedó claro que el crédito se dio para pagar sueldos a la gente y que el dinero llegó a los trabajadores. Sería bueno que esa determinación y decisión política se tenga hoy en día para que la provincia no siga perdiendo puestos de trabajo”.

Dufour, en tanto, no solo cuestionó al dasnevismo “que inventó esta causa” sino y sobre todo a “la justicia que se prestó para sostener esta acusación, que no tenían sentido. En mi caso, yo había sido sobreseida hace dos años por el juez Monti y lamentablemente fue el Superior Tribunal de Justicia el que habilitó este absurdo”.

En declaraciones a El Patagónico, la diputada provincial dijo que este proceso “debería enseñar a todos que la política no puede ser judicializada y es el propio Poder Judicial el que debe aprender esto, ya que es o debería ser el garante de la aplicación rigurosa de las normas y debería tener una independencia de la que durante 5 años careció”.