Tomada pidió reforzar los canales de diálogo ante la crisis petrolera

El intendente de Comodoro Rivadavia, Martín Buzzi, junto al gobernador Mario Das Neves, participaron ayer de un encuentro con las máximas autoridades del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, donde analizaron la situación del sector y dialogaron sobre las condiciones laborales del Golfo San Jorge.

Además de los citados, también fueron parte del cónclave el senador nacional Marcelo Guinle, el secretario de Trabajo de Chubut, Jerónimo García, y el secretario provincial de Hidrocarburos, Luis Tarrío.
En la ocasión, tanto el gobernador que viene, como el que se va, coincidieron con el ministro Carlos Tomada en la necesidad de reforzar los canales de diálogo para preservar la paz social y los niveles de empleo y productividad en las provincias petroleras como Chubut y Santa Cruz.
La reunión tuvo como eje informar sobre la situación actual que se vive en la Cuenca del Golfo San Jorge en torno a la actividad petrolera.
“Establecimos una mesa de trabajo para abordar la realidad que vive la cuenca hidrocarburífera de la región. Con la intervención del Estado nacional y provincial queremos abrir canales de diálogo que nos permitan darle previsibilidad al sector, evitando nuevos conflictos. Básicamente estos fueron los ejes del encuentro que tuvimos hoy (por ayer)”, expresó anoche Buzzi a través de un comunicado de prensa que llegó a la Redacción de Diario Patagónico minutos antes que uno similar suscripto por Mario Das Neves, que decía más o menos lo mismo, aunque resaltaba que el encuentro con Tomado había sido gestionado por quien todavía es gobernador de Chubut.
Por otra parte, Buzzi recordó que “el crecimiento del Chubut estuvo siempre ligado a la industria del petróleo y en ese contexto Comodoro Rivadavia tiene un rol fundamental. Es necesario entonces garantizar el clima de paz social para profundizar el desarrollo y continuar con las políticas de inversión y crecimiento”.
El intendente puso en valor la disposición de las autoridades nacionales de recibir a los mandatarios chubutenses para estar al tanto de la situación actual de la Cuenca, aunque manifestó que “la solución de fondo requiere una mesa de diálogo mucho más amplia, donde participen también el sector empresarial y el Ministerio de Planificación Federal, que a fin de cuentas es el que establece las pautas para regular el trabajo de las operadoras”.
En tal sentido, Buzzi recordó la rúbrica del acuerdo concretado el año pasado junto a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, los mandatarios de las provincias petroleras, representantes sindicales y empresarios de operadoras, orientado a mantener la paz social y los niveles de empleo y productividad en las provincias petroleras.
“Debemos profundizar ese acuerdo donde todos nos comprometimos a poner nuestro mayor esfuerzo por preservar las mejores condiciones de trabajo”, afirmó el gobernador electo.
La presencia de Buzzi fue calificada como otro gesto de acercamiento hacia el Frente para la Victoria (FpV) y reflejó la evidente decisión de reencauzar la relación de la provincia de Chubut con el Gobierno nacional.
El objetivo, a partir de ahora, es que Comodoro Rivadavia, principalmente, no tenga conflictos sociales de envergadura y que los coletazos santacruceños no continúen provocando pérdidas irreparables a las pymes regionales.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico