Tomaron declaraciones para esclarecer un homicidio

En la Seccional Quinta están convencidos de que el homicidio de Javier Romero, de 32 años, quedará esclarecido en las próximas horas. Como otra de las consecuencias de los allanamientos que se realizaron el viernes último en el complejo habitacional de las 1008 viviendas en el barrio 30 de Octubre, ayer se tomaron declaraciones indagatorias y reconocimientos a quienes el sábado 5 vieron movimientos extraños en los alrededores de los sectores 7 y 8. Ese día, a las 8, uno de los residentes de los departamentos llamó a la policía luego de observar que una persona se encontraba tirada boca abajo.

Cuando los efectivos de la Seccional Quinta arribaron al lugar, se dieron cuenta de que se trataba de una persona fallecida con dos impactos de bala en la zona lumbar. En esos momentos se le encontraron la billetera con 400 pesos y un recibo de sueldo de una empresa constructora. A partir de allí se iniciaron las averiguaciones que permitieron establecer la identidad del occiso, quien había llegado hace poco más de un año y que residía en la zona de los asentamientos cercanos al complejo habitacional.
La única sospecha de la policía era que Romero fue asesinado por vestir una camiseta con los colores de Jorge Newbery. En las paredes de los edificios que fueron requisados el viernes quedó bien en claro que las simpatías futbolísticas locales se inclinan por Huracán, rival histórico del “aeronauta”.
Uno de los testigos del homicidio comentó que antes de que el hombre apareciera tirado observó cómo varias personas corrían por el sector. De todos, lo que más le llamó la atención es que uno  de ellos llevaba puesta una camiseta con los colores nacionales. Esta prenda habría sido encontrada en uno de los departamentos que revisó la policía el viernes. A partir de allí se iniciaron una serie de citaciones que podrían dar lugar a nuevos pedidos de allanamientos para dar con los autores del crimen.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico