Trabajo dictó conciliación obligatoria pero continúa el paro de los auxiliares

El Gobierno provincial, a través del secretario de Trabajo, intentó descomprimir el reclamo de los auxiliares de la Educación con el dictado de una conciliación obligatoria. La misma fue desconocida por la Asociación de Trabajadores del Estado, que con Edgardo Hompanera a la cabeza se sumó a la virtual ocupación de la sede de la cartera laboral en Rawson. "El paro continúa", afirmó el dirigente sindical.

El Gobierno de Chubut, a través de la Secretaría de Trabajo que conduce Gerardo Gaitán, dictó ayer la conciliación obligatoria en el conflicto que auxiliares de la educación llevan adelante. Convocó a los mismos a una audiencia para discutir distintos puntos en conflicto, la que se realizará el martes a las 10, en Rawson.

Sin embargo, la medida de Gaitán fue desconocida por los gremios, sobre todo por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que bajo la conducción de Edgardo Hompanera comenzó ayer un paro total de actividades de los auxiliares de Educación que se extenderá hasta mañana.

Con el dictado de la conciliación, la cartera laboral chubutense intimó a los trabajadores a abstenerse de cualquier tipo de medida de acción directa que signifique modificar la prestación del normal dictado de clases en los establecimientos escolares y edificios pertenecientes al Ministerio de Educación que habían sido afectados.

CONTINUIDAD DE MEDIDAS

El secretario general de ATE, Edgardo Hompanera, rechazó desde la misma sede de Trabajo la conciliación obligatoria. “Vamos a seguir con el paro, como se había resuelto, hasta el viernes. La única manera de que revirtamos la medida de fuerza es que el gobierno convoque a una verdadera paritaria”, afirmó.

En diálogo con El Patagónico, el dirigente sindical también indicó que junto con otros trabajadores “continuaremos dentro de la sede de Trabajo, hasta tener la respuesta que merecemos. En conversaciones privadas reconocen que cometieron un error y que no cumplieron con lo comprometido, pero luego salen con estas cosas, como la conciliación, que dan mucha bronca”.

Hompanera denunció que, cuando los trabajadores ingresaron a la secretaría, algunos de ellos fueron agredidos por los perros de Infantería de policía “que en gran número y como si fuéramos delincuentes vinieron acá para hacer ostentación de fuerza. Somos trabajadores, que estamos reclamando por lo nuestro”, acotó.

Verónica Rosales, la secretaria adjunta de ATE Comodoro, que el lunes comenzó con la ocupación de la sede de Trabajo, emprendió ayer -pasado el mediodía- su regreso a esta ciudad. Por la tarde se sumó a la protesta que los auxiliares siguen manteniendo en Supervisión de Escuelas, en Kilómetro 3.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico