Tras ser imputado liberaron al presunto autor de dos robos a dos comercios de Kilómetro 3
Tras la audiencia de control de detención y apertura de la investigación de la causa que tiene como imputado a Carlos Hernán Acuña, por dos robos perpetrados el martes en Kilómetro 3, la jueza Mónica García dispuso su libertad.

La funcionaria de fiscalía Camila Sánchez había solicitado la prisión preventiva del imputado. Mientras el abogado de la defensa pública, Ricardo Amado, había pedido la libertad de su asistido.

La funcionaria de fiscalía efectuó relato de los hechos a investigar. Sostuvo que Acuña se hizo presente en la heladería Grido ubicada sobre calle Juan Martín de Pueyrredón de Kilómetro 3. Les exigió a las empleadas que le entregaran la recaudación. Seguidamente sacó de entre sus ropas un arma tumbera con la que apuntaba a una de ellas mientras que con la otra mano sacaba dinero de la caja.

Tras el robo, personal de la Brigada de Investigaciones de la Policía identificó a Acuña como presunto autor del robo a partir de registros de cámaras de video del comercio.

Respecto al otro hecho que se le imputa, según la Fiscalía, Acuña se hizo presente en un comercio del mismo barrio y sin ejercer fuerza sobre las cosas y las personas sustrajo un espejo de grandes dimensiones y lo depositó en la caja de una camioneta VW Saveiro, tras lo cual abordó el vehículo y huyó del lugar. La damnificada logró tomar fotos de la patente del rodado y luego de unas horas lo localizó y solicitó presencia policial.

Cuando llegó personal policial, la víctima le refirió lo sucedido y según el relato de los agentes, el imputado comenzó a amenazar, arrojando golpes de puño. A partir de su detención y traslado a la comisaría se calificó provisoriamente los hechos como “hurto, robo agravado por el uso de arma de fuego, cuya aptitud para el disparo no pudo tenerse por acreditada, amenazas y resistencia a la autoridad, todos ellos en concurso real”, en calidad de autor para Acuña. El fiscal a cargo de la investigación es Juan Carlos Caperochipi.

El defensor cuestionó el delito de resistencia a la autoridad porque no se corresponde con el relato del hecho.

La funcionaria solicitó se declare legal la detención de Acuña y la prisión preventiva del imputado, por tres meses, sobre la base de los elementos de convicción suficientes para tener al imputado como probable autor. Mencionando también la existencia del peligro de fuga por falta de arraigo de Acuña, como las características graves de uno de los hechos en el que utiliza un arma de fuego. También se da el peligro de entorpecimiento ya que su soltura puede influir sobre los testigos, argumentó la funcionaria.

En contraposición el defensor cuestionó el informe de la Brigada, la investigación es incipiente y no hay elementos de convicción suficientes, deben traerse datos concretos. La prisión preventiva es excepcional y para casos concretos. El domicilio quedó suficientemente acreditado con los familiares presentes en la sala. El peligro de entorpecimiento no es vivir en el mismo barrio. La causa es excarcelable y en caso que se le imponga condena, la misma va a ser en suspenso, aseguró el defensor.

Finalmente la jueza penal resolvió informar al imputado de la investigación que la fiscalía ha comenzado en su contra, declaró legal la detención de Acuña, ordenó la prohibición de acercamiento del imputado a las víctimas y determinó la libertad del imputado. Fijó el plazo de investigación en tres meses.