Tras un operativo, recuperaron los cuerpos de los dos peones

Esta mañana en la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia se diagramó el operativo de rescate de los cuerpos de Eusebio Gauto (68) y Antonio Gauto (42), que permanecían en un pozo de agua en la estancia "El Estruendo", ubicada a unos 75 kilómetros de la ciudad, lugar donde perdió la vida el bombero de la empresa PAE, Federico Fiscina (38).

Este jueves, en la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia, se diagramó el operativo de rescate para dar con los cuerpos de Eusebio Gauto (68) y Antonio Gauto (42), padre e hijo, quienes permanecía en un pozo de agua en la estancia "El Estruendo", lugar donde perdió la vida el bombero de la empresa PAE, Federico Fiscina (38) cuando acudía a la búsqueda de las víctimas.

A partir del mediodía, personal policial, Bomberos Voluntarios, Prefectura, el Ministerio Público Fiscal junto con a PAE (Pan American Energy) implementaron en el lugar un despliegue para dar con los cuerpos de los dos peones.

En horas de la tarde de hoy tras arduas tareas de rescate, el jefe de la Unidad Regional, Claudio Crettón confirmó que pudieron rescatar primero un cuerpo y luego otro, debido a la difícil zona en la que se encontraban. Pasadas las 18:00 comenzó el traslado de los cuerpos a la morgue del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia.

HABRÍA INHALADO GASES TÓXICOS

El diálogo con El Patagónico, Crettón, describió que si bien las causas del accidente son materia de investigación hasta este momento, ambos trabajadores de la estancia habrían acudido a reparar una bomba de un grupo electrógeno. “Uno de ellos cae al agua, mientras el otro (padre) lo intentó socorrer aparentemente sufrió una pérdida de conocimiento por los gases y también cayó al agua” indicó.

A los pocos minutos se dio aviso a la empresa PAE (Pan American Energy), que envió un grupo de rescatistas, entre ellos Federico Fiscina (38) que perdió la vida durante el procedimiento de rescate.

“Bajó al pozo con un equipo adecuado, pero por causas que se tratan de establecer perdió comunicación. Se habría terminado el oxígeno del tubo y perdió la vida antes que pudieran sacarlo” manifestó Crettón.

Estiman que las víctimas perdieron la vida a los pocos minutos “se hicieron mediciones y en el interior del pozo había mucho monóxido de carbono que desmaya a una persona en cuestión de segundos y estimamos que fue lo que originó al caída al fondo del pozo”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico