Trasladan a la U6 de Rawson a un cabecilla de la banda "Los Monos"

Se trata de Jorge "Ema" Chamorro, uno de los lugartenientes que junto a Ariel "Guille" Cantero, cabecilla de "Los Monos", fue condenado a 12 años de prisión, por una oleada de homicidios agravados y asociación ilícita. Sin embargo, ambos todavía deben ser juzgados por una causa de venta de estupefacientes agravada por haber intervenido más de tres personas y por haber sido manejada desde la Unidad 11 de Piñero del Servicio Penitenciario Provincial de Santa Fe. Junto a Chamorro, llegó trasladado a Chubut otro "pesado" de la banda. Se trata de Luis Pedro Peñalba, quien estaba alojado en la Unidad Penitenciaria 1 de Coronda, también en Santa Fe.

Ya está alojado en la Unidad Penitenciaria Federal 6 de Chubut uno de líderes de “Los Monos”. Se trata de Jorge “Ema” Chamorro, ladero de uno de los principales cabecillas de la banda rosarina, Ariel “Guille” Cantero, con quien aún espera otro juicio por venta de estupefacientes agravada por haber intervenido más de tres personas en forma organizada desde la Unidad 11 del Servicio Penitenciario Provincial de Santa Fe.

Chamorro, fue condenado en abril a 9 años de prisión, pero le unificaron la pena en 12 años por una condena anterior. Fue por una seguidilla de homicidios agravados, y asociación ilícita, causa que compartieron junto a otros integrantes de “Los Monos” con más de una docena de policías rosarinos.

El tribunal lo halló culpable junto a Ezequiel Machuca, el líder de la banda, condenado a 37 años por cuatro homicidios agravados y asociación ilícita.

Ariel Cantero en esa causa fue condenado, a 22 años de prisión por homicidio agravado y asociación ilícita, y Chamorro a 9 por asociación ilícita y partícipe secundario de homicidio agravado por arma de fuego. Sin embargo, cumplirá 12 años por la unificación de penas.

ANTECEDENTES

Chamorro, según el informe del Registro Nacional de Reincidencia, tiene una condena a cuatro años y dos meses de prisión por considerárselo autor de los delitos de robo en grado de tentativa (dos hechos), robo calificado por el uso de arma cuya aptitud para el disparo no ha podido acreditarse en concurso ideal con privación ilegítima de libertad agravada. Todos en concurso real, del 3 de octubre del 2014. Mientras que de la planilla prontuarial surge que Chamorro registra una causa del año 2012 por infracción a la Ley 23.737, y dos del año 2013 sobre las que no se da mayores precisiones, pero que tramitan por ante los Juzgados de Instrucción 4° y 13° de Rosario.

Tal reiteración de conductas delictuales por parte de Chamorro, “demostraría su falta de apego por la debida observancia de la ley y de convivencia pacífica en sociedad”, describen los informes forenses.

Es decir, a Chamorro aún le esperan nuevos debates que enfrentar y posibles penas que cumplir si es hallado culpable.

En la causa que ya fue elevada a juicio, junto a “Guille” Cantero se lo juzgará a Chamorro, imputado de liderar desde Unidad 11 de Piñero el comercio de estupefacientes en Rosario. Lo habrían hecho vía telefónica a través de sus respectivas parejas, a la vez que contaban con varios “soldaditos”. La causa es conocida como “Los Patrones” y tiene 23 personas imputadas.

A fines de noviembre de 2015 se llevaron a cabo medio centenar de allanamientos en Rosario, y en las provincias de Corrientes y Chaco. En esos operativos, las fuerzas de seguridad detuvieron a integrantes de la banda. Además, incautaron cerca de 500 kilos de marihuana, 5 kilos de cocaína, precursores químicos, armas y vehículos.

Un juez, a la hora de analizar la peligrosidad procesal de Chamorro, ponderó que estando detenido en la Unidad Provincial de Piñeiro “igualmente tenía capacidad desde la unidad de detención como para organizar la estructura funcional para la comisión de estos delitos”.

Chamorro llegó trasladado ayer a la U6 de Rawson junto a Luis Pedro Peñalba, otro de los procesados en la causa por estupefacientes y que estaba alojado en la Unidad Penitenciaria 1 de Coronda, Santa Fe.

Horas después de conocerse el traslado de los principales integrantes de “Los Monos” a distintas cárceles federales alejadas de Rosario, dos hombres en moto balearon la casa donde hasta hace 45 días vivía el juez Ismael Manfrín, integrante del tribunal que el 9 de abril dictó duras condenas contra la banda y que debió mudarse de ese lugar por su seguridad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico