Traumatólogo denunciado  por manosear a una joven

La víctima radicó una denuncia en la Comisaría de la Mujer y la Familia luego de que un traumatólogo la manoseara en un consultorio de la Clínica de Fracturas y Ortopedia de Mar del Plata.

Una joven de 30 años denunció a un médico traumatólogo de la Clínica de Fracturas y Ortopedia de Mar del Plata por presunto acoso dentro del consultorio.

A principios de febrero Natalia acudió a la clínica, ubicada en Avenida Independencia al 1400, porque tenía un turno con el traumatólogo Marcelo Grecco porque padecía un dolor en el brazo. Si bien en un primer momento el profesional le indicó realizarse unas placas y el trato fue el correspondiente, luego comenzó a incomodar a la paciente con preguntas.

"Me llamó de nuevo para revisar las placas y mientras esperaba que se las cargaran en el sistema se puso a charlar: a qué me dedico, y si tengo novio, y por qué siendo tan linda no me iba bien con los hombres", describió en el relato que difundió por sus redes sociales.

Luego de recibir las placas, el médico le solicitó a la paciente que se acostara en la camilla, trabó la puerta del consultorio, comenzó a hacerle masajes y hasta puso su cara "extremadamente cerca" de la suya, según confió la víctima.

"Después me empezó a acariciar la cintura y me dijo: Yo sé que es raro esto, pero es que sos muy linda", continuó el relató.

Ante esa situación, la joven le pidió que le ordenara las sesiones de kinesiología que tenía que realizar para poder retirarse. En ese momento, el traumatólogo la invitó a llevarla a su domicilio en su propio auto, donde aseguraba tener algunos medicamentos que la ayudarían a calmar los dolores.

Finalmente, Natalia logra librarse de médico, salir del consultorio y decide radicar una denuncia por acoso en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Mar del Plata que recayó en el Juzgado de Familia N°1. Pero días más tarde, debió ampliar la denuncia tras recibir un llamado de un número privado a su celular luego de que su denuncia se viralizara por redes sociales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico