Trelew: 10 años y 8 meses de prisión para uno de los acusados del homicidio de Ramburger

El tribunal de Trelew que llevó a cabo el juicio por el homicidio de Kevin Ramburger, le impuso una pena de 10 años y 8 meses de prisión a Alejandro Antonio Virginillo, tras declararlo autor penalmente responsable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Mientras, absolvió a Evaristo Argentino Pilquimán, quien fuera acusado como partícipe necesario.

La parte resolutiva de la sentencia a la que arribó el tribunal colegiado que integraron los jueces Florencio Minatta, Adrián Barrios y Alejandro Defranco, fue leída ayer en la sala de audiencias de la Cámara Penal de Trelew. Ello, en el marco del juicio que se llevó a cabo contra Alejandro Antonio Virginillo y Evaristo Argentino Pilquimán, quienes fueron acusados como autor y partícipe necesario, respectivamente, del delito de homicidio simple y agravado por el uso de arma de fuego que tuvo como víctima a Kevin Ramburger.
En ese contexto, el presidente del tribunal, Florencio Minatta, aclaró que si bien la decisión condenatoria fue unánime, no ocurrió lo mismo con la aplicación del agravante que fija el artículo 41 bis, sobre lo cual él votó en disidencia porque entendió que no corresponde su aplicación.
En ese acto el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal general Omar Rodríguez, quien en su alegato consideró acreditada la materialidad y la autoría de los acusados, en relación al crimen ocurrido el 6 de marzo de 2014 cerca de las 13:20 en una zona ubicada en la calle Los Altares del barrio INTA, cuando Kevin Ramburger se dirigió junto a un amigo a un local comercial.
Hay que recordar que la agresión ocurrió cuando la víctima terminó de comprar y salió del negocio. Allí, en la vía pública, fue sorprendido por Pilquimán y Virginillo, quienes se movilizaban en un Chevrolet Corsa.
Pilquimán detuvo la marcha del automóvil a escasos metros de donde se encontraba la víctima y mientras permanecía en el interior con el motor encendido, Virginillo descendió portando una "tumbera" en sus manos, con la cual efectuó dos disparos, uno de los cuales le impactó a Ramburger en la región del tórax y el restante en la zona izquierda de la cabeza. Las graves heridas lo condujeron a la muerte, la cual se produjo el 13 de ese mes y año.

TRABAJARON JUNTOS
El tribunal valoró lo expuesto por el fiscal a partir de los testimonios brindados durante el juicio oral y público, dando importancia fundamentalmente a los dichos del amigo que acompañaba a la víctima, quien depuso por el sistema de videoconferencia ya que reside en Santa Rosa.
De su declaración, complementada con otros testimonios, trascendió que la motivación de dicho ataque pudo ser la relación laboral que habrían mantenido conformando una cooperativa con Pilquimán, lo que terminaría en diferencias y enconos.
Se puso énfasis en la pericia balística realizada por el perito experto Cristian Cayún, quien enfatizó que los disparos fueron efectuados desde el arma que había sido arrojada del vehículo en que se conducían los imputados, quienes fueron detenidos a unos metros de ese lugar. El dermonitrotest positivo en la mano izquierda de Virginillo y la muestra de ADN hallada en la empuñadura fueron elementos considerados a la hora de evaluar las circunstancias de tiempo, modo y lugar, contrastando con el informe presentado por la defensa que había efectuado el perito de parte, quien concluyó que los disparos no habían salido del arma secuestrado.
El cuerpo colegiado valoró los dichos de los testigos convocados, resaltando las deposiciones efectuadas que dieron cuenta de la forma en que intentaron sacarse de encima el arma de fuego, a la vez que pudieron dar detalles de lo ocurrido aquel día en el barrio INTA de Trelew. Sin embargo, sobre la actuación de Pilquimán, los jueces especificaron que no tuvo incidencia en el hecho que terminó con el resultado de la muerte, ya que de cualquier manera el autor podría haber procedido y, en todo caso, habría una participación secundaria al conducir el vehículo con el que Virginillo se alejó del sitio, desestimando la acusación fiscal como partícipe necesario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico