Trelew: confirmaron prisión preventiva al imputado de asesinar a Cayuman

Antonio Muñoz, que fue imputado por el homicidio de Miguel Cayuman -ocurrido el jueves 7 en el barrio Sarmiento, de Trelew- seguirá detenido con prisión preventiva hasta completar los 20 días que inicialmente solicitó la Fiscalía. Así lo resolvió el juez penal, Adrián Barrios, tras la audiencia de revisión que debió realizar el miércoles para aclarar las contradicciones que surgieron de las primeras actuaciones. Después, la defensa reclamó que otros dos jueces revisen esa resolución.

La audiencia de revisión de medida de coerción que se realizó el miércoles en los tribunales de Trelew, en torno al homicidio que tuvo como víctima a Miguel Cayuman, concluyó con la confirmación de la prisión preventiva para el imputado, Antonio Núñez, por otros 15 días.
Es que inicialmente la Fiscalía había solicitado 20 días, de los cuales ya había cumplido 5 jornadas privado de la libertad.
El juez arribó a esa decisión luego de escuchar las declaraciones efectuadas por tres personas consideradas claves respecto de los aportes que pudieran efectuar, teniendo en cuenta que sus dichos marcaron contradicciones acerca de las diferentes versiones dadas por Muñoz. Por tal motivo, debió comparecer la cuñada del detenido, un conocido que lo encontró en una estación de servicio y lo trasladó hasta la casa de su hermano, y el padre del imputado.
La cuñada se refirió a la coartada de la tercera persona que según le contó el imputado, habría llegado a la casa de la víctima y efectuó disparos. Sobre éste, también se dijo que después habría estado buscando al propio Muñoz.
El testigo que lo trasladó hasta el barrio Abel Amaya, donde vive su hermano, desde la estación de servicio ubicada a unas 10 cuadras del lugar del hecho, confirmó que Núñez le dijo que lo habían asaltado y le habían robado su celular. Lo curioso es que el aparato fue hallado en la casa de la víctima, roto, junto a un par de anteojos, una gorra y sobre un charco de sangre.
El padre, en tanto, le confirmó al juez las cuestiones que hacen al arraigo de su hijo, debido a que en las primeras actuaciones policiales le habría dicho a la policía que no tenía contacto con su hijo Antonio, siendo que el informe de una asistente social de la Defensa Pública, expresa todo lo contrario.
Una vez que el magistrado escuchó a las personas convocadas, quienes además respondieron preguntas de la Fiscalía y  la defensa, afirmó que existían elementos de convicción suficientes como para tenerlo como probable autor del crimen. En virtud de ello, se abocó a resolver la medida de coerción que la Fiscalía había solicitado inicialmente por 20 días y teniendo en cuanta que ya habían pasado 5 días desde el dictado de la medida, la prolongó por otros 15.
De todas maneras, el resultado no logró satisfacer a la defensora María Angélica Gómez Lozano, quien al final de la audiencia adelantó que solicitaría que un tribunal integrado por dos jueces revise la resolución dictada por el juez Barrios.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico