Tribunal Supremo de Brasil analiza pedido para suspender la Copa 

El bloque socialista presentó un recurso para impedir que se juegue el torneo ante la pandemia de coronavirus. Los magistrados votarán el jueves.

El Supremo Tribunal Federal de Brasil decidirá este jueves si se juega la Copa América en su país, día que fijó para tratar en "una sesión de urgencia" un pedido de suspensión del certamen que será presentado en las próximas horas por el Partido Socialista (PSB).

La solicitud de cancelar el torneo está impulsada por el diputado Julio Delgado, del PSB. "No podemos hacer eventos con 460 mil muertos (por la pandemia de coronavirus) en Brasil, el segundo país en el mundo", dijo hace unos días el legislador, quien acusó al presidente Jair Bolsonaro de querer organizar la Copa América "para mejorar su imagen".

La Conmebol cedió a Brasil la organización del certamen luego de la renuncia de Colombia, por la crisis social que atraviesa, y de la Argentina, por la situación sanitaria derivada de la pandemia. Antes de Brasil, se la ofreció a Chile, que también desistió.

A la presentación de Delgado se opondrá la Abogacía General de la Unión, que en nombre de Bolsonaro elaborará los argumentos para la realización del torneo.

De alguna manera ya lo hizo este martes el ministro de Salud, Marcelo Quiroga, ante la Comisión Parlamentaria del Senado.

"Están dadas todas las condiciones para la organización de la Copa América en nuestro país. No hay mayor riesgo de contagio del que hay en los partidos de las Eliminatorias o de las copas Libertadores y Sudamericana porque se usa el mismo sistema de burbuja sanitaria para todos los equipos", explicó.

En el medio quedaron los jugadores brasileños, que días atrás sugirieron la posibilidad de oponerse a la realización del certamen, pero que ahora, según la prensa nacional, habían cambiado de parecer. Sobre todo luego de la salida del presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Rogerio Caboclo, acusado de "asedio sexual" por una secretaria de la institución.

El enojo de los jugadores con Caboclo tenía que ver primero con su decisión unilateral de aceptar la organización de la Copa, es decir que no los hubiera consultado; y luego con su amenaza velada de despedir al DT del seleccionado, Tite, si el plantel se mantenía firme en la decisión de renunciar al campeonato.

En ese sentido se expresó Claudio Casagrande, "socio" del legendario Sócrates en la "Democracia Corinthiana" (un plantel autogestivo que a inicios de los 80 tomaba decisiones en conjunto en el equipo y se oponía a la dictadura): "Si los jugadores participan de la Copa son unos cobardes, sobre todo luego del apoyo popular que consiguieron" ante su posible renuncia, apuntó.

El inicio de la Copa América está pautado para el domingo 13 de junio, con los partidos Brasil-Venezuela (en el estadio Mané Garrincha, de Brasilia) y Colombia-Ecuador (en Cuiabá).

El debut de Argentina será el lunes 14 a las 18, ante Chile en el Nilton Santos de Río de Janeiro.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico