Triple homicidio: el nuevo defensor de Lamonega pretende que declare

Mientras se aguardan resultados de pericias, Claudio Lamonega, el imputado por los asesinatos de Marisa Santos, Ana Victoria Ramis y Lucas Julián Ramis, cuenta desde la semana pasada con la representación del abogado Guillermo Iglesias, quien solicitará en los próximos días la declaración de su defendido.

Mientras la fiscal de Sarmiento, Andrea Vázquez, espera los resultados de las pericias toxicológicas enviadas a Río Gallegos, el hisopado de ADN y la recuperación de los circuitos del teléfono celular de la víctima encontrado en un canal de riego, Claudio Lamonega eligió nuevo defensor.

Desde la semana pasada, según pudo conocer Diario Patagónico, el abogado Guillermo Iglesias representa al único imputado y procesado por el triple homicidio ocurrido en Sarmiento durante la madrugada del 23 de noviembre cuando Marisa Santos (48) y sus hijos Ana Victoria Ramis (17) y Lucas Julián Ramis Santos (16), fueron ejecutados mientras dormían.

Vázquez imputó a Lamonega como presunto autor del delito de homicidio agravado por alevosía tres hechos en concurso real. Con respecto a la víctima, Marisa Esther Santos, ex pareja de Lamonega, la imputación es de homicidio doblemente agravado por el vínculo, y todos agravados por el uso de arma de fuego y en concurso real con hurto calificado, en calidad de autor. De ser hallado culpable, le correspondería una pena de prisión perpetua.

El imputado se encuentra detenido bajo prisión preventiva desde el 1 de diciembre. La medida de coerción se extenderá en principio hasta el 1 de abril. Mientras, la Fiscalía tiene un plazo de seis meses para culminar la investigación.

Lamonega primero recibió el asesoramiento del defensor público Miguel Moyano y desde la semana pasada constituyó como su nuevo defensor al abogado Guillermo Iglesias.

Iglesias viene de cumplir un rol determinante en uno de los casos también resonantes en Sarmiento como fue el del homicidio de Ramiro Beroiza en donde tras su apelación a la condena de primera instancia, la Cámara Penal de Comodoro Rivadavia absolvió a Sebastián Pardo y James Wright. Pardo había sido condenado a 11 años como autor, mientras que Wright había sido declarado penalmente responsable del delito de encubrimiento agravado.

Lo que se supo es que Iglesias ahora buscará en los próximos días que Lamonega declare ante el juez natural de la causa, Alejandro Rosales. Es decir, la estrategia que el defensor particular adoptará es que su representado rompa con el silencio al que se había llamado en la apertura de investigación.

PLAQUETA EN ALCOHOL

Hay que recordar que la fiscal Vázquez informó en la apertura de la investigación que además de imputar a Lamonega por los tres crímenes, también le imputó el robo del arma del padre de Marisa Santos y de un teléfono celular de la víctima que luego habría descartado en el canal de riego secundario N°5 de la compuerta principal, en inmediaciones de chacra “Los sauces”, a unos mil metros de la ruta Provincial 17.

El teléfono fue hallado en ese canal, pero se encontraba sin batería y tampoco tenía su tarjeta SIM, aunque aún conservaba la dirección de correo electrónico del aparato. Al cotejar esos datos con los de una caja del teléfono que fue secuestrada en la casa de la víctima, pudieron confirmar así que era de propiedad de Marisa Santos.

Un equipo técnico multidisciplinario realiza los análisis correspondientes. En ese contexto se supo que la plaqueta del teléfono, que estuvo mucho tiempo en el agua, ha sido dejada en alcohol para poder recuperar algunos de sus circuitos electrónicos en busca de posibles pistas. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico