Trump acusa al New York Times de frustrar un plan para matar al líder del estado islámico

"Pusieron sus enfermizos intereses por encima de la seguridad nacional", escribió el presidente de Estados Unidos en uno los varios tuits que publicó ayer a la mañana. Los rumores sobre la muerte de Abu Bakr Al Baghdadi han surgido en varias ocasiones en los últimos años.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó ayer al diario The New York Times de haber frustrado un operativo para matar al líder del grupo radical Estado Islámico (EI), Abu Bakr al Baghdadi, aunque no argumentó sus acusaciones.
"El fracasado New York Times frustró un intento de Estados Unidos para matar al terrorista más buscado, Al Baghdadi. (Pusieron) Sus enfermizos intereses por encima de la seguridad nacional", escribió Trump en uno los varios tuits publicados ayer a la mañana.
El presidente estadounidense no dio detalles sobre cómo pudo el rotativo neoyorquino haber desbaratado una operación militar o de inteligencia contra el cabecilla del grupo yihadista.
Los rumores sobre la muerte de Al Baghdadi han surgido en varias ocasiones en los últimos años, y el más reciente provino del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que confirmó el fallecimiento del líder del grupo por medio de fuentes que incluían a "cabecillas de primera y segunda fila del EI".
El 16 de junio, el ministerio de Defensa ruso reveló que Al Baghdadi podría haber muerto el 28 de mayo en un bombardeo de la aviación rusa al sur de la ciudad de Al Raqqa, bastión de los extremistas en Siria, algo que hasta ahora ninguna otra fuente ha podido corroborar.
Esta misma semana el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, indicó que los servicios de inteligencia rusos están tratando de verificar si Al Baghdadi está vivo o muerto.
No obstante, el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, dijo el viernes que "hasta que no vea su cuerpo", asumirá que Al Baghdadi está vivo.
En otro tuit, Trump apuntó contra el diario The Washington Post, que el viernes publicó una investigación en la que asegura que el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessiones, habló con funcionarios sobre la candidatura del multimillonario durante la campaña electoral.
"¡Estas filtraciones ilegales, como la de (el director del FBI, James) Comey deben terminar!"
Según el Post, el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak, explicó a sus jefes en Moscú que en sus encuentros con Sessions trató asuntos de la campaña y las posibles políticas de Trump en política exterior si ganaba las elecciones a Hillary Clinton, según reprodujo la agencia EFE.
Sessions se vio al menos dos veces con Kislyak durante la campaña mientras era senador y asesor de Trump, pero hasta ahora siempre ha asegurado que estos encuentros fueron en calidad de legislador.
Los encuentros ocurrieron en julio y en septiembre de 2016, apenas meses antes de las elecciones del 8 de noviembre ganadas por Trump y en medio de una tormenta política por la presunta injerencia del Kremlin en las mismas a través de ataques cibernéticos.
Sessions no reveló estas reuniones durante su proceso de confirmación en el Senado, por lo que se vio obligado a apartarse de la investigación del Departamento de Justicia y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) sobre la presunta injerencia rusa en los comicios cuando salieron a la luz en marzo.
La trama rusa ha acorralado a Trump desde el mismo día en que llegó a la Casa Blanca.
Las reuniones de su equipo de campaña con funcionarios rusos así como su intento por rebajar el tono a la investigación que están llevando adelante dos comisiones del Senado y el FBI, no han hecho más que aumentar la presión sobre el mandatario.
Ayer, en un nuevo intento por aliviar la tensión, Trump dejó entrever que, como presidente, podría exonerar a su círculo y a sí mismo de la investigación sobre el Rusiagate si así lo deseara.
"Aunque todos están de acuerdo en que el presidente de Estados Unidos tiene el poder absoluto de perdonar, para qué pensar en eso cuando de momento el único crimen son las filtraciones contra nosotros. Noticias falsas", escribió el mandatario.
Trump no anuncia planes para exonerarse él y su círculo aunque deja claro que tiene el poder de hacerlo.
El tuit es en respuesta a un artículo que publicó el Post el jueves que sostiene que Trump pidió información a su equipo sobre su poder ejecutivo para indultar a sus asesores, a sus familiares e incluso a sí mismo, y que sus abogados están evaluando hasta dónde llega esa potestad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico