Tuvo buena aceptación el proyecto para la venta de pescado en banquina

La comisión directiva y socios de la Asociación de Propietarios de Bienes Raíces de Comodoro Rivadavia se reunieron en la jornada de ayer en su sede de calle Francia al 900 con el secretario de Producción municipal, Eduardo Arzani, y con el titular a cargo de la Zona Franca, Víctor Gamboa.
En el encuentro, que presidió Alberto Loza -titular de la comisión-, se trató como tema de interés el de la venta de pescado en banquina, un proyecto que apunta a que se venda el fruto del mar en el mismo puerto, a un precio diferencial, por lo que el planteo puntual se vinculó, entre otros aspectos, con los permisos de pesca para quienes practican la actividad de forma artesanal.
Según señalaron desde la Asociación, la baja del costo del pescado no es el único objetivo que se persigue con la idea, sino también la promoción del consumo de pescado en hogares de la ciudad. En ese sentido, ayer se dialogó sobre el impacto social que tendría su aplicación, con la creación consecuente de nuevas fuentes laborales.
Así se informó que “la Secretaría de Producción vio con beneplácito la iniciativa” y que por el momento, se “comprometió a encaminar el proyecto y a brindar eventualmente alguna ayuda financiera”.
Los directivos de la asociación mencionaron además que la propuesta de la comisión se verá cristalizada cuando se realice la primera reunión entre armadores y pescadores de costa actuales, y de aquellos que quieran participar e integrarse.
El segundo punto que se puso sobre la mesa de discusión fue la Zona Franca,  y luego del diálogo sobre lo que ocurre en Comodoro, donde dicha zona aparece como “depósito fiscal”, más que cumpliendo otras funciones, se determinó pronunciarse sobre el tema tomando en consideración las recomendaciones de Ricardo Echegaray,  el titular de Aduanas que también es especialista en zona franca.
De esa forma se concluyó en que es necesario impulsar una modificación en la ley nacional vigente, basándose en los análisis de Echegaray, autor de un escrito que se leyó en el encuentro, en el cual se asegura que para él las zonas francas son “mega depósitos donde se pierde trazabilidad del valor de la mercadería que ingresa”.
Al respecto, desde la comisión directiva opinaron que la ley en vigencia es obsoleta para que pueda ser reactivada y explotada por los productores de la región. Por eso señalaron que “si las zonas francas fueran un tamiz que permitiera el agregado de valor, a la Argentina no le vendría mal que ese sistema se extendiera”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico