Tuvo Covid y se quedó sin voz, pero en Comodoro pasó de fase

Adaia López es una de las cantantes que participó de las audiciones en el Centro Cultural y que viajará a Buenos Aires para continuar en el certamen. Hace tres semanas tuvo COVID-19 y se había quedado sin voz.

Ya está en la próxima etapa. Ahora solo queda esperar que el teléfono suene y que la producción le diga que tiene que viajar a Buenos Aires. El nudo en el estómago es uno de los síntomas de la ansiedad que siente en estos momentos Adaia López.

La cantante llegó desde Trelew para ser una más de las cientos de personas que llegaron desde distintas partes de la región para estar en el casting de La Voz Argentina. “Estoy muy contenta por el resultado. Es algo muy lindo. No lo puedo creer”, aseguró Adaia en diálogo con El Patagónico.

La cantante trelewense había dejado de cantar en 2019 por diversas cuestiones. “Decidí que solo iba a cantar con mis amigos. Había dejado de lado ese sueño de ser cantante profesional”, confesó. Había participado en bandas y se subió a diferentes escenarios, pero no sentía el entusiasmo por seguir cantando. La cuarentena contribuyó a que ese sueño se fuera apagando. Su vida cambió: fue madre, se separó y se mudó. En ese momento, cantar no estaba en sus planes más cercanos.

El tiempo pasó y pudo sanar viejas heridas. Así fue como se reencontró con esa pasión que parecía olvidada. Meditación y silencio fueron las herramientas que le sirvieron para volver a empezar. “Me di cuenta de que mi deseo siempre fue cantar y que estaba perdiendo el tiempo si no lo hacía”, consideró. Adaia volvió a tomar clases de canto. Lo hizo con una profesora en Trelew, otra en Puerto Madryn y una tercera en Buenos Aires. Todo al mismo tiempo, pero con un único objetivo: participar en La Voz Argentina.

SIN VOZ, PERO CON FE

Su preparación estuvo acompañada por una meta a corto plazo. “Cuando me estaba preparando me dije ‘tengo que tener un material que mostrar’. Me propuse gastar mis ahorros para grabar mi primer disco solista que se llama ‘Valiente’, justamente por todo este recorrido de volver a animarme de cantar en público”, explicó.

Antes de presentarse en el Centro Cultural, la cantante trelewense tuvo que sortear un nuevo inconveniente. “Llegando a este día tan importante, me agarró COVID y me quedé sin voz. Todavía tengo un poco de tos. Igual fue la emoción tan grande de participar y de cumplir con mi palabra que me vine igual”, subrayó.

Pese a todas las adversidades, Adaia superó el primer casting cantando y el segundo ante la cámara. Ahora solo queda esperar el llamado para ir a Buenos Aires. “Fue un deseo que tuve hace muchos años y en junio, cuando decidí volver a cantar públicamente, dije ‘me voy a preparar para La Voz Argentina’. Yo no tenía conocimiento de en qué fecha sería la convocatoria, pero sabía que quería estar ahí. Se dio que se hiciera en Comodoro y era la oportunidad perfecta para venir”, aseveró.

“La verdad es que me siento muy feliz de haber mostrado, no el 100% pero sí bastante bien cómo estaba mi voz. Era mi deseo más grande participar bien. Trato de estar calmada pero la ansiedad me está matando”, sostuvo.

Su meta no termina en Buenos Aires, sabe que debe seguir preparándose. “Normalmente los profesores dan una clase por semana. Para mí era muy poco y pedí tener tres por semana, pero si tengo que ir todos los días lo voy a hacer porque cantar es algo que me encanta”, resaltó la trelewense que este martes cumplió parte de su sueño en el Centro Cultural de Comodoro Rivadavia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico