Uberti declaró como imputado colaborador y quedó en libertad
El exfuncionario kirchnerista Claudio Uberti reconoció ayer en los tribunales que él recaudó sobornos de empresarios de los corredores viales (área que tenía a su cargo) y afirmó que los expresidentes Néstor y Cristina Kirchner estaban al tanto de todo lo que él hacía.

Uberti declaró como imputado colaborador en la causa surgida a partir de los supuestos cuadernos de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta. “Estaba muy nervioso y pidió custodia”, dijo a La Nación un funcionario que presenció la audiencia.

Anteanoche Uberti había negociado con el fiscal Carlos Stornelli su arrepentimiento y ayer declaró ante el juez Claudio Bonadio, que ya homologó el acuerdo celebrado entre imputado y fiscal. Es el primer exfuncionario de jerarquía que declara como arrepentido.

La situación del exfuncionario kirchnerista se complicó la semana pasada después de la declaración del directivo de Techint, Luis Betnaza, que dijo que Uberti y Julio De Vido le habían pedido dinero para interceder, como representantes del gobierno argentino, frente al venezolano ante la situación complicada que vivía personal de empresas de Techint que estaba instalado en Venezuela durante el gobierno de Hugo Chávez.

Según fuentes judiciales, ayer Uberti le adjudicó a Techint haber pagado 50.000 dólares de coimas en un caso que nada tendría que ver con la situación de los empleados de la empresa en Venezuela.