Un accidente obligó a suspender ayer la segunda final del TC Comodorense

Cuando iban cinco giros se produjo el golpe que obligó al comisariato deportivo a mostrar bandera roja. Tanto el piloto como su copiloto Agustín Fernández lograron salir del coche por sus propios medios y lo hicieron por la puerta derecha. Emiliano López a bordo de su Torino quedó adelante y ganó, por primera vez en la categoría, con las vueltas que se llevaban dadas hasta el momento del accidente. En el Turismo Pista volvió a la victoria Angel Silvi, en R-12 José Iglesias se adueñó de los laureles y en el TC Patagónico Daniel Laudonio se llevó todo para el Valle. A primera hora de la tarde se había corrido la primera final del TC Comodorense con victoria para el caletense Fernando Vázquez.

Era la última carrera de la tarde para coronar el Gran Premio Rigel SRL en el autódromo General San Martín, pero un accidente obligó a suspender la segunda final del Turismo Carretera Comodorense.
La Dodge de Gustavo Fita volcó en la zona previa al curvón del mar y su auto quedó con las cuatro ruedas hacia el cielo. En un principio se pensó que era grave porque se vio un fogonazo, pero tanto el piloto como su acompañante salieron del habitáculo por sus propios medios.
Gustavo Fita se ubicó décimo en la primera carrera de la tarde y en la segunda final largó desde la quinta fila, pero un giro después ingresó a boxes por un problema en la caja.
Al salir de nuevo a pista, en la tercera vuelta, lo hizo detrás de José Luis Newing y siguió en competencia pero dos vueltas después ocurrió el vuelco.
Gustavo dialogó con esta diario después de reunirse con su familia y afortunadamente ni él ni su copiloto sufrieron heridas ni golpes de consideración. Sobre lo que ocurrió en la quinta vuelta confesó: «Nosotros veníamos con una o dos vueltas menos porque se nos rompió la varilla de la tercera y la cuarta, entonces entramos a boxes a reparar el inconveniente y salimos de nuevo. Nos pusimos detrás de Newing y nos chupamos detrás de él. Después (Daniel) Alzueta nos alcanza y nos pasa a los dos y en la chanchería se va afuera. Va todo por la tierra a fondo y sale por el piano a fondo y ahí tiene la colisión conmigo, el auto de él me pega con la rueda y se levanta mi auto. No sé si da vueltas o no, pero fue con el techo hasta el curvón», relató.
En un comienzo, Gustavo se mostró muy ofuscado por lo que le tocó vivir, cuando llegó a su motorhome en una camioneta particular. Sin embargo, luego se calmó y conversó un poco más tranquilo con este diario. No recibió asistencia médica y en ese sentido indicó: «Por suerte estamos bien mi acompañante y yo, fue un susto nada más. Un golpe que se pudo haber evitado pero ya pasó. El auto es muy seguro, nosotros siempre apostamos a la seguridad y eso quedó demostrado. La verdad que me pone bien el hecho de que mucha gente se acercó para saber si estoy bien, no para chusmear. Son cosas que se pueden evitar», resumió el corredor de 28 años.
Por último, Gustavo Fita adelantó con una sonrisa: «los fierros se arreglan y seguramente en la próxima carrera vamos a estar de nuevo».
Luego de un rato el comisario deportivo Héctor Blázquez confirmó a Emiliano López como ganador con las vueltas que se llevaban corridas hasta ese momento, escoltado por Javier Hernández en el estreno de su nueva Chevy y tercero Fernando Vázquez que no quedó conforme con la clasificación y no quiso recibir el premio. 
Como no se cumplió el 50 por ciento de las vueltas pactadas, en lo que respecta al campeonato se repartirán la mitad de los puntos en esa segunda carrera del TC Comodorense.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico