Un año y cuatro meses por violación de domicilio, daño, amenazas y resistencia a la autoridad

El juez de Sarmiento, Daniel Pérez, leyó ayer la parte resolutiva del fallo con el que condenó a Daniel Alberto Muñoz (28) a la pena de 1 año y 4 meses de prisión de cumplimiento efectivo por hallarlo autor penalmente responsable de los delitos de daño, violación de domicilio, amenazas agravadas y resistencia a la autoridad.

En tanto, dispuso absolver al imputado por el delito de daño y amenazas agravadas y lo declaró reincidente por tercera vez. Por último, dispuso mantener la prisión preventiva de Muñoz hasta que la sentencia quede firme.

En la sala de audiencias de la Oficina Judicial se desarrolló una audiencia de lectura de sentencia. El acto judicial fue presidido por el juez Daniel Pérez. Por su parte, el imputado, eligió al defensor público Marcelo Catalano, para que lo asesore técnicamente.

Las causas por las que Muñoz fue llevado a proceso ocurrieron el 25 de febrero a las 7:15, a raíz de la denuncia por un hecho ocurrido en un domicilio ubicado sobre la calle España entre Avenida Estrada y Pellegrini.

Según consta en la denuncia, la víctima indicó que esa madrugada escuchó que forcejeaban en la puerta de su casa. Cuando fue mirar lo que sucedía, observó una persona masculina de buzo azul y que tenía un cuchillo en la mano. El sujeto luego fue identificado como Daniel Alberto Muñoz.

Asimismo, la denunciante informó que el imputado golpeó y rompió un vidrio de la ventana. En ese contexto, la víctima llamó por teléfono a la policía. En tanto, el procesado comenzó a ejercer fuerza en la ventana. Logró doblar el marco en la unión de sus dos hojas y pudo abrirla.

Muñoz tenía medio cuerpo adentro de la vivienda, cuando tres policías llegaron al lugar. Le gritaron que se detuviera, salió del domicilio y comenzó a arrojar piedras a los policías.

Uno de los uniformados se acercó para detenerlo y Muñoz intentó lesionarlo con el arma blanca que blandía. También le dijo “te voy a cagar cortando, milico puto”. Finalmente, el grupo de policías pudo detener al joven.

Con respecto a la calificación legal, indicó que el acusado debe ser juzgado como presunto autor de los delitos de daño simple, violación de domicilio y resistencia a la autoridad. También fue imputado por amenazas agravadas por el uso de armas.

Asimismo, la segunda acusación contra Muñoz corresponde al delito de daño. Se basa en el hecho ocurrido entre el 24 y 25 de febrero en un departamento ubicado sobra Avenida San Martin entre calle Uruguay y Alberdi. En esa ocasión, el acusado rompió intencionalmente el vidrio de una de las ventanas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico