Un auto estuvo a punto de incrustarse en un comercio

Ignacio Bustamante y Carolina Barría transitaban por la avenida Yrigoyen en dirección norte, a bordo de un Renault cuando fueron chocados en la parte trasera por una Toyota HiIlux, conducida por Ernesto Uriol Demarchi. Los jóvenes circulaban acompañados por su beba de tres meses, quien iba sentada en un bebesit en el asiento trasero. Por fortuna sólo sufrieron lesiones leves.

Fue un accidente con suerte. El fuerte impacto se podía apreciar en ambos vehículos y el susto de sus ocupantes era más que evidente al ver lágrimas en los rostros de algunos de ellos.

Ayer a las 18, se produjo un fuerte choque en el semáforo de Estados Unidos e Hipólito Yrigoyen. En ese momento, de acuerdo a fuentes consultadas por este diario, Ignacio Bustamante (26) y Carolina Barría (22) transitaban junto a su beba de tres meses en un Renault 12 -URY 109- en dirección norte. El joven iba al mando del vehículo y al llegar al cambio del semáforo frenó. Detrás circulaba una camioneta Toyota Hilux -dominio 827- conducida por Ernesto Uriol Demarchi.

El conductor de la camioneta no se habría percatado del cambio de la luz del semáforo y el fuerte impacto produjo que el Renault 12 saliera despedido hacia la colectora, en dirección a la empresa de neumáticos Gomerías Monza. Faltaron escasos metros para que impactara contra el local.

El ruido fue fortísimo y alertó de lo sucedido a los empleados de la firma, quienes sin dudarlo, ayudaron a los heridos y dieron aviso al personal policial de la Seccional Tercera. De esa forma, en minutos arribaron al lugar dos móviles de la dependencia, también una unidad del Destacamento 1 de Bomberos Voluntarios, y luego una ambulancia del sistema sanitario.

Producto del choque, el Renault 12 quedó prácticamente destruido en su parte posterior, y la camioneta en su frente. Sin embargo, por fortuna los jóvenes sólo sufrieron lesiones leves, al igual que su beba, quien iba sentada en el asiento trasero de la unidad en un bebesit.

Luego de unos minutos y en una crisis de nervios, los ocupantes del R-12 fueron trasladados al Hospital Regional donde se iban a realizar exámenes para desestimar cualquier tipo de lesión en la bebé. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico