Un automóvil cayó a una grieta de diez metros de profundidad

El conductor de un Renault 18 tuvo que ser rescatado por bomberos del interior de su vehículo tras producirse un singular vuelco en la zona del Camino del Centenario.

De acuerdo a lo que pudo reconstruirse, Sandro Cárdenas, de 30 años, iba al mando del Renault, dominio Z035752, cuando el auto derrapó y cayó en una grieta de diez metros de profundidad, que se encuentra entre los cerros ubicados al costado del Camino, a una distancia aproximada de un kilómetro de esa senda.
Como es zona de difícil circulación, incluso utilizada para hacer motocross, se estimó que el conductor no pudo percatarse de que el camino se discontinuaba hasta que estuvo en la orilla de la grieta.
Ayer las huellas en el piso indicaron a la policía que el auto derrapó varios metros y quedó enterrado en la tierra. Eran alrededor de las 10 de la mañana.
Uno de los parantes aplastó a Cárdenas justo en la cabeza, por lo que luego de ser rescatado fue trasladado al Hospital donde se le practicaron análisis y una tomografía para conocer su diagnóstico.
Cárdenas iba acompañado por tres amigos: Diego Argel, de 27 años, Aldo Jaramillo, de 22, y Roberto Hernández, de 26,  y habría habido una cuarta persona de sexo femenino en el vehículo aunque cuando llegaron las unidades de bomberos, policía y Defensa Civil sólo encontraron a los cuatro hombres.
Tanto Argel, como Jaramillo y Hernández pudieron salir del vehículo por sus propios medios para pedir ayuda con una llamada por celular. Sin contar a Cárdenas, los demás sufrieron contusiones y cortaduras leves, por lo que tras ser atendidos en la guardia del Hospital recibieron las altas correspondientes.
Después de la atención a los heridos, el problema que se suscitó fue la forma de retirar el vehículo de la grieta considerando que hubo intentos infructuosos hechos por el personal de tránsito municipal y Defensa Civil.
Se consideraba entonces que se podría retirar el auto del pozo con una grúa aunque voceros policiales advirtieron que el rodado quedaría en custodia de la policía de la Seccional de barrio Mosconi.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico