Un avión de Sol sufrió un desperfecto mecánico y quedó varado en Trelew

El incidente ocurrió durante la tarde del sábado, cuando el vuelo 5113 de Sol Líneas Aéreas que había partido de Comodoro Rivadavia hizo escala en Trelew desde donde no pudo continuar viaje por un desperfecto mecánico. Pasajeros de la frecuencia denunciaron que el problema se originó antes de su despegue en el aeropuerto Mosconi. El hecho causó indignación en familiares de las víctimas del vuelo 5428 de esa compañía que se estrelló en 2011.

El recuerdo de lo sucedido hace casi cuatro año es inevitable frente a lo sucedido el sábado con otro avión de Sol Líneas Aéreas. El 18 de mayo de 2011 un Saab 340 que realizaba el vuelo 5428 entre Neuquén y Comodoro Rivadavia se precipitó a tierra a 35 kilómetros del paraje Los Menucos, en Río Negro y fallecieron las 22 personas que viajaban, entre ellos cuatro pasajeros oriundos de esta ciudad: Eduardo Musacchio, Antonio López, Sara Tula y Gustavo Basaldúa.

En la tarde del sábado, otra vez una nave de esa empresa estuvo involucrada en un incidente aéreo. Esta vez no se tuvieron que lamentar víctimas, pero generó indignación entre sus pasajeros y familiares, como sucedió el 2 de enero de 2013 cuando un avión se despistó y tuvo que suspender su salida desde Mendoza.

Según pudo confirmar Diario Patagónico, anteayer el vuelo 5113 debía unir Comodoro Rivadavia con el Aeroparque de Buenos Aires, haciendo escala en Trelew, Bahía Blanca y Mar del Plata.

Cuando los pasajeros llegaron al aeropuerto Mosconi pudieron ver a un mecánico trabajar en el avión. Sin embargo, el vuelo no fue cancelado, por lo que se presumía que todo estaba en condiciones.

Finalmente, la nave despegó a las 14:56 con destino a Trelew, pero cuando llegó a la estación aérea de esa ciudad la continuidad del viaje fue cancelada. El motivo: una falla mecánica.

Esto despertó el malestar de los pasajeros que se trasladaban en la aeronave, según informó el sitio web Amanecer Deseado Noticias, ya que el avión habría sufrido una pérdida de aceite, lo que no fue confirmado por la empresa.

Finalmente los pasajeros fueron trasladados por tierra y aire hacia Bahía Blanca y Buenos Aires, respectivamente.

BRONCA E INDIGNACION

El incidente inevitablemente trajo a la memoria el accidente ocurrido en 2011, causando indignación en familiares de las víctimas. “Esto da mucha bronca, la empresa juega con la vida de la gente. Hay vidas humanas y destrozan familias enteras”, sostuvo Ezequiel Tula, hijo de Sara Tula ante la consulta de este medio.

“Me molesta que el Estado no haga nada para sacarlos de circulación o que no le pongan límites para que los aviones estén en regla. Indigna mucho”, agregó. “Nosotros hicimos campañas, panfleteadas para que la gente tome un poquito de conciencia de lo que es la empresa Sol. Sabemos que es accesible por el bajo precio, pero es una aerolíneas que no está en condiciones de viajar, después del accidente fatal hubo dos incidentes más. Lamentable va a tener que haber otro accidente más para que la gente se dé cuenta. Es lamentable”, resumió.

VUELO DE AEROLINEAS

Se pudo confirmar que este no sería el único incidente aéreo que se produjo el fin de semana. Según confirmó Guillermo Schneider, presidente de la Asociación Patagónica de Agencias de Viajes y Turismo (APAVyT), el vuelo 1835 de Aerolíneas Argentinas que debía despegar ayer a las 15:30 desde Comodoro Rivadavia a Buenos aires, también fue cancelado.

En este caso por un incidente en una turbina. El problema se detectó cuando la nave ya estaba en plataforma, y la operación fue suspendida, tal como se presume que tendría que haber pasado un día antes con la operación de Sol. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico