Un camionero y un automovilista casi terminan a las piñas luego de chocar

Los conductores de un Scania y un VW Polo que transitaban por la ruta Nacional 3 en sentido al casco céntrico protagonizaron una fuerte discusión que estuvo a punto de terminar a los golpes. Fue después que el auto resultara chocado en el lateral derecho y el automovilista debiera girar por adelante del camión para evitar cruzarse a la mano contraria.

Los reiterados llamados de los familiares de uno de los involucrados al Centro de Monitoreo daban cuenta en la tarde de ayer que dos conductores se habían trenzado en una pelea luego de chocar en la curvadel Chalet Huergo. Así, además de la policía, se acercaron muchos curiosos para presenciar el episodio que no pasó a mayores.
De acuerdo a los datos recabados por Diario Patagónico en el lugar, el choque se produjo alrededor de las 17:30 cuando ambos rodados se desplazaban en sentido norte-sur de la ruta Nacional 3, es decir en dirección al centro de Comodoro Rivadavia.
Un camión Scania con acoplado -dominio IQL 748- perteneciente a Transportes Axel era conducido por  Angel Ojeda y circulaba por el carril derecho. En tanto, un Volkswagen Polo –patente CVK 019- era comandado por Claudio Montes, quien lo hacía por la vía izquierda.
Montes fue intervenido quirúrgicamente hace poco tiempo en el abdomen e iba acompañado por su madre, quien tiene nueve clavos en el cuerpo, aseguró el propio conductor.
Por causas que son materia de investigación policial, el camionero dejó marcada una larga huella en la cinta asfáltica debido a la frenada que efectuó en el comienzo de la curva, pero a pesar de la maniobra terminó impactando el lateral derecho del automóvil.
Entonces, Montes cuyo auto era arrastrado por la inercia del impacto hacia la mano contraria -en la que en ese momento circulaban otros vehículos-, alcanzó a maniobrar hacia su derecha con un giro de 180 grados. Así, terminó atravesado peligrosamente adelante del Scania.
Los ocupantes del Polo no sufrieron ningún tipo de lesiones, pero el susto que pasaron fue mayúsculo.
En un momento dado ambos conductores empezaron a increparse y por poco no terminaron a los golpes, ya que Montes le reprochaba una presunta maniobra imprudente al camionero.
Personal policial de la comisaría Mosconi efectuó las actuaciones de rigor, mientras que los inspectores de tránsito reordenaron la circulación a raíz del embotellamiento que originó el choque en plena curva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico