Un centenar de alumnos transitaron en 2018 por las Aulas Talleres Móviles

Auxiliar de instalaciones eléctricas, mecánica de heladeras, refrigeración, gestión de microempresas y herrería básica, son algunas de las propuestas que se ofrecieron en Cushamen, Gualjaina, Trevelin y Rawson, entre otros lugares.

El desarrollo del programa de Aulas Talleres Móviles (ATM) que impulsó el Ministerio de Educación logró un fuerte impacto en las localidades donde las aulas llegaron durante 2018 y alcanzó a más de un centenar de personas que obtuvieron su certificación de formación.

En el segundo semestre del año se dictaron seis ofertas de formación profesional: hasta Trevelin, Corcovado, Cushamen, Gualjaina y Rawson llegaron las aulas para ofrecer diferentes propuestas, que se sumaron a otras dictadas en la primera parte del año.

La matrícula de participantes alcanzó los 142 alumnos y al finalizar el año fueron 106 los egresados. “Los altos índices de permanencia y egreso en los cursos de formación profesional realizados son un indicador importante para considerar, ya que este año el nivel de desgranamiento fue del 17%, cuando el promedio de la modalidad en todo el territorio ronda el 30%”, dijo Luis Pensado, coordinador de Formación Profesional.

En tal sentido, consideró que la articulación con los Centros de Formación contribuye a una mejora en el aprovechamiento de la oferta de las ATM por parte de las poblaciones del interior.

“La articulación con las diferentes instituciones presentes en las localidades permite un vínculo estrecho y facilita la organización de acciones entre el CFP N°662, que coordina las ATM, sus alumnos y la comunidad en general; este factor es fundamental para la organización de prácticas profesionalizantes significativas”, sostuvo Pensado.

La oferta que se brinda en cada localidad, tiene que ver con la necesidad del lugar. Así, hubo propuestas para capacitarse en auxiliar de instalaciones eléctricas, mecánica de heladeras, refrigeración, gestión de microempresas, operador de PC y herrería básica, por citar algunas.

Por ejemplo, se realizó una capacitación de mecánica de heladeras familiares en Trevelin que permitió a los iniciarse en la formación a partir de la práctica en los tableros didácticos disponibles en el aula taller y avanzar en la reparación de diferentes equipos, mientras que en el último tramo de la capacitación realizaron salidas educativas con fines de prácticas en instituciones educativas.

En Corcovado, en tanto, se ofreció la capacitación como auxiliar en instalaciones eléctricas domiciliarias y finalizado el curso los alumnos realizaron el cambio de circuitos eléctricos y artefactos en mal estado del geriátrico municipal; además, ejecutaron prácticas de canalización e instalación de circuitos eléctricos en viviendas municipales en proceso de construcción.

En Gualjaina y Cushamen, 30 estudiantes participaron de la capacitación Gestoría de Microempresa y de los egresados, el 82 % fueron mujeres emprendedoras. El desarrollo del curso posibilitó que 17 proyectos, en su mayoría productivos (horticultura y producción de frutales), se concretaran.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico