Un cuadro de situación que no difiere de otros conflictos

Los manifestantes, incluyendo mujeres, plantaron un piquete en la ruta Provincial 12 a partir de las últimas horas de la tarde del lunes, restringiendo solamente el paso de vehículos de las operadoras de yacimientos petroleros y de sus empresas de servicio.
Fundamentan su protesta en que el municipio no les iba a abonar el subsidio mensual de 800 pesos en un solo pago sino en dos cuotas y luego resolvieron rechazarlo de plano, al igual que los cursos de capacitación sobre remediación ambiental.
La comuna también puso sus argumentos basados no solo en la disponibilidad de recursos económicos, sino que también procuró evitar reiteradas deserciones a esos cursos.
Pero el martes, al segundo día del corte de la ruta provincial, endureció su postura y anunció que dejaría sin efecto la práctica de seguir subsidiando desocupados.
En rigor, esta medida pudo haberse pergeñado luego que el sábado 12 de enero, los iniciales reclamos y protestas, derivaron en una agresión verbal y física contra el Secretario de Acción Social, Ricardo Olivera, aunque los desocupados niegan los cargos. Y ayer, el corte no solo se extendió en el acceso sur (Ruta Nacional 3) sino que un grupo de indignados camioneros resolvió efectuar un contrapiquete bajo la consigna: o pasan todos o nadie.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico