Un delfín apareció muerto y desconocidos lo faenaron

El cetáceo fue descubierto el viernes en las costas del Stella Maris por habitantes de ese barrio. Se desconoce si varó en el lugar o fue arrastrado hacia la playa por el mar. Hasta ayer ningún organismo competente había tomado intervención. Sí apareció un grupo de hombres que despostó al animal.

Habitantes del barrio Stella Maris denunciaron que el viernes apareció muerto un cetáceo en esas costas sin que hasta ayer ninguna autoridad ambiental tomara intervención. El cuerpo del animal, de alrededor de dos metros de longitud, fue hallado en el sector de la desembocadura del desagüe de la calle Dalle Mura.
Además de resultar preocupante de que no se retirara el ejemplar para su estudio y evitar a la vez que su descomposición genere un foco infeccioso en proximidades de una zona urbana, ayer residentes de las calles cercanas a la costa contaron a Diario Patagónico que lo más indignante es que sobre el mediodía aparecieron personas que faenaron al animal.
Varios hombres descendieron de un vehículo con filosos cuchillos y empezaron a descuartizar lo que luego un experto comprobó que se trataría de un “delfín de Risso”.
A quienes se acercaban para observar lo que estaban haciendo, estos hombres les contaban que querían “aprovechar” las aletas y otras partes como carnada de pesca. Sin embargo, además tendrían la intención de utilizar la carne como alimento, ya que cortaron numerosas piezas en forma de filetes, sin medir el riesgo de consumir restos de un animal cuya causa de muerte, estado de descomposición  y enfermedades transmisibles se desconocen.

RIESGO DE ZOONOSIS
Leonardo Barattini, agente de conservación del área de Turismo de Rada Tilly, se acercó durante la tarde de ayer hasta la costa del barrio Stella Maris después de enterarse de la presencia del animal.
En diálogo con este diario indicó que por el momento no se puede determinar si varó en el lugar y murió horas después por la imposibilidad de volver a desplazarse hacia el océano o si su deceso se produjo mar adentro y fue arrastrado hasta la costa por la sudestada de los últimos días. 
“Para poder determinar si el animal sufrió un varamiento deberíamos contar con el testimonio de personas que lo hayan visto vivo en la costa, pero hasta ahora no sabemos que alguien haya observado esa situación. La otra posibilidad es que haya muerto en el mar y las corrientes lo hayan arrastrado hasta la costa”, graficó.
Barattini también manifestó que de acuerdo a las características del ejemplar podría tratarse de un “delfín de Risso”, un cetáceo de amplia distribución en mares tropicales y templados. No suele ser una especie frecuente en el mar argentino, pero los avistajes del mismo se han incrementado en los últimos años, indicó.
Además, el conservacionista sostuvo que cuando ocurra la aparición de un ejemplar marino vivo en las costas se recomienda evitar el contacto, no alimentarlo ni mojarlo y especialmente no molestarlo.
Mientras, en el caso de la aparición de ejemplares muertos, dijo que también se recomienda no acercarse ni tomar contacto por el riesgo de contraer zoonosis, es decir enfermedades infectocontagiosas que los animales pueden transmitir a los seres humanos.
Respecto a quién es la autoridad responsable de retirar de las costas los ejemplares muertos cuando se produce un hallazgo en sectores próximos a zonas urbanas, otras fuentes consultadas por Diario Patagónico expresaron que dicha tarea recae sobre Prefectura Naval o Defensa Civil. Sin embargo, hasta ayer ninguno de esos dos organismos había procedido a sacar el animal de la playa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico