Un desagüe cloacal emerge del mar en la costa de Km 8

A unos 100 metros de la costa este del barrio Don Bosco se puede ver un salto de agua que emerge del mar al bajar la marea. Vecinos de la calle Larreguy denunciaron que es producto de un desagüe cloacal que afecta al sector desde hace varios años, produciendo además la contaminación de la playa, lo cual resulta evidente en la orilla del mar y que fue testeado a través de estudios.

 El olor es putrefacto, las moscas abundan en el lugar y el color verde de la orilla deja a la vista un estado más que evidente en la zona este del barrio Don Bosco: la costa está contaminada.

Hasta allí llegó ayer por la tarde un equipo de Diario Patagónico luego de recibir una denuncia a través del Whatsapp que este medio puso a disposición de la comunidad.

Eran cerca de las 16, y la marea estaba alta. A esa hora muchos de los vecinos del lugar descansaban aprovechando la tranquila tarde en este sector costero ubicado en la parte trasera de la fabricas Petroquímica y Guilford.

Desde lejos se percibía el olor, que se hace más intenso cuando el viento viene desde el mar. También se veía el tinte verdoso en la orilla y la mugre impregnada en la arena.

Según se supo, el origen de este estado es una red cloacal de la barriada de la zona, la cual desemboca en ese sector. El fluido emerge de un caño emisario y luego forma un pequeño arroyo que termina en el mar. De esa forma, queda a la vista la contaminación.

Sin embargo, esto no es todo. Según denunciaron los vecinos de la costera calle Larreguy, el pequeño arroyo es una sola parte de este afluente cloacal que produce un salto de agua dentro del mar, a unos 100 metros de la costa, hasta donde llega el caño.

La insólita imagen se puede apreciar con la marea baja y deja a la vista el abandono al que está sometido este sector, donde suelen nadar jóvenes y niños, y también pescar, pese a la prohibición señalizada en el lugar.

PROMESAS INCUMPLIDAS

Marta Errasquin y Adriana Sendra son dos de las vecinas históricas de la calle Larreguy. Según contaron llegaron hace más de 40 años, cuando la playa todavía era un sector agradable, ideal para disfrutar del verano por su arena y su ubicación costera. Es que vivir allí era casi un privilegio, no sólo por su ubicación sino también por la tranquilidad. “Me bañé en esta playa y hoy esta toda contaminada. Es una lástima”, dijo Adriana, quien volvió al barrio hace tres años y se encontró con este deplorable estado.

Bill Chioccarello, químico y vecino del sector: “acá debería haber una planta de tratamiento”.

Por todo esto, y conociendo el pasado y preocupados por el futuro, los vecinos buscaron respuestas para generar un cambio, pero no obtuvieron ayuda. “Es una vieja deuda de la Municipalidad”, señaló Bill Chioccarello, químico y vecino del sector, en referencia a las reuniones que mantuvieron en 2012 con la Intendencia y el área de Medio Ambiente.

“En ese entonces iban a poner en marcha la red de cloacas del colector máximo norte y nos prometieron que iban a solucionarlo, pero como siempre a las promesas se la lleva el viento”, denunció.

En ese momento, para que el reclamo sea más fuerte, él mismo tomó muestras en el sector, y realizó análisis para testear el estado de contaminación. El resultado fue alarmante al detectar detergente, bacterias, presencia fecal, la bacteria escherichia coli y químicos que violan los estándares ambientales.

Sin embargo, pese a todas las pruebas, la única respuesta que obtuvieron fue la instalación de un cartel que indica la contaminación del sector, el cual es ignorado por una buena parte de la barriada. “Pese a todo eso la gente igual se baña, igual va a pescar. Es una vergüenza”, señaló Chioccarello.

“Este problema es de toda la vida, antes el arroyo iba directo al agua, ahora pusieron un caño y también hay más caudal de agua”, indicó tratando de explicar por qué el agua salta dentro del mar.

“Acá debería haber una planta de tratamiento, te dicen que es muy caro, pero como lo medimos, con la salud, cuantos cáncer más quieren tener”, se preguntó el vecino, esperando que alguien haga algo ante tanta contaminación. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico