Un empleado municipal de Trelew quiso robar en una casa

Rafael Huenchunao, un empleado municipal de Trelew, fue detenido el martes luego de que intentara robar en una casa de calle Marconi al 2.000. El ahora imputado estaba acompañado por una cómplice que huyó y fue detenido por el propietario de la vivienda, quien lo sorprendió en el interior de la casa con una computadora. En 2013 ya había sido condenado por tentativa de robo.

En el tercer piso de los tribunales de Trelew ayer se llevó a cabo la audiencia de control de detención contra Rafael Huenchunao, un empleado municipal del Ejecutivo de esa ciudad que fue detenido el martes luego de que intentara robar en una casa de calle Marconi al 2000.

El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal general Carolina Marín; el juez actuante fue Fabio Monti, mientras que ofició como defensora Flora Mollard.

La fiscal relató que Huenchunao ingresó al lugar por una ventana del baño, acompañado por una mujer que desde el exterior hizo de campana y no pudo ser detenida. Pero justo llegó el propietario de la casa que observó primero a la mujer en el patio delantero, quien habría simulado estar tomando agua, para luego escaparse corriendo.

Al ingresar, el hombre se topó con el imputado, quien se llevaba una computadora. Ambos forcejearon, pero el ladrón salió corriendo rumbo a calle López y Planes. La victima lo persiguió y una cuadra después lo pudo detener con la ayuda de otros vecinos, siendo aprehendido por la policía.

La fiscalía caratuló el hecho como en flagrancia en carácter de autor y esgrimió la existencia del peligro de fuga y entorpecimiento.

Huenchunao ya fue condenado por tentativa de robo agravado el 11 de marzo de 2013. En ese momento recibió una pena de tres años y cuatro meses de cumplimiento efectivo. Por esa razón, en caso de que sea hallado culpable la condena no podrá ser de cumplimiento condicional.

La defensora no se opuso a la apertura de investigación, aunque rechazó la posibilidad de cualquier medida de coerción por el peligro de fuga, aduciendo que su defendido trabaja actualmente en un área de la municipalidad, lo que estaría dando por sentado el arraigo. Sin embargo, el juez valoró los elementos aportados por el Ministerio Público Fiscal y de acuerdo a lo solicitado resolvió imponer dos meses de prisión preventiva a Huenchunao, la que podría extenderse hasta la audiencia preliminar en caso de que sea presentada en ese lapso la acusación respectiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico