Un escándalo por donaciones ilegales sacude a Londres

El ministro de Trabajo y Pensiones británico renunció ayer para ser investigado por presuntas donaciones no declaradas, en un nuevo escándalo que sacude al gobierno laborista del primer ministro Gordon Brown.

Londres (Télam)
El anuncio del renunciante Peter Hain llegó horas después de que la Comisión Electoral traspasó a la policía una investigación por el presunto cobro de donaciones no declaradas para su fallida campaña a la vicepresidencia del gobernante Partido Laborista.
“En vista de la decisión de la Comisión Electoral, renunciaré a mi cargo para limpiar mi nombre y haré una declaración al respecto en breve”, dijo Hain, de 57 años, también ministro para el país de Gales y ex ministro para Irlanda del Norte. Hain es el primer ministro que renuncia desde que Brown sucedió, sin elecciones de por medio, a su correligionario el ex premier Tony Blair, en junio pasado.
La oficina de Brown comunicó que aceptó la dimisión, pero no hizo más comentarios, informó la cadena de noticias británica BBC.
Hain es investigado por no haber declarado donaciones por valor de 103.000 libras (unos 639.000 pesos) recibidas en 2007 para su campaña a la vicepresidencia del partido, que no consiguió.
El político aseguró que no informó de los donativos en su momento a causa de problemas administrativos.
La Comisión electoral dijo ayer en un comunicado que tras “una revisión exhaustiva” de las finanzas de la campaña de Hain, y después de consultar con la Fiscalía, decidió trasladar el caso a la Policía Metropolitana de Londres.
La renuncia constituye un fuerte revés para Brown, cuya promesa de hacer al gobierno más confiable y transparente tropezó en noviembre pasado al revelarse que su partido había recibido miles de libras en donaciones ilegales.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico